Engargoladora de lámina

Las láminas de acero son ampliamente usadas por los expertos de la construcción, ya que funcionan como medio de aislamiento térmico o acústico, además proporcionan varios beneficios, como durabilidad y fácil instalación. Existen varios tipos, como las galvanizadas, dentro de las que se encuentran las láminas KR10. Son muy ventajosas y requieren engargoladoras de láminas para su instalación. Vale la pena que conozcan este sistema para determinar si es o no conveniente para su proyecto.

Engargoladora de lámina

Ventajas generales de las láminas

En general, las láminas de acero proporcionan notables beneficios, aunque es importante adquirirlas con una empresa reconocida y con experiencia y que use materiales, herramientas y equipos de calidad. Entre las ventajas más estimadas por los proveedores y usuarios, destacan las siguientes:

Durabilidad

A diferencia de los ejemplares de plástico o de teja, las de acero proporcionan la mejor resistencia ante daños potenciales causados por el exterior. Hallar un desperfecto en este material es muy difícil, también lo es encontrar deformaciones o grietas causadas por las inclemencias temporales y ambientales. Las láminas de otros materiales pueden incendiarse, a diferencia de las de acero, que no se queman ni favorecen la combustión.

Instalación sencilla

Si desean una instalación rápida y sencilla, opten por las láminas de acero.  Para instalar un panel en grandes naves industriales, se requieren entre dos o tres días, no obstante, sin importar las dimensiones de la superficie, se obtienen resultados prácticamente inmediatos, lo que es posible por su ligereza y manejo sencillo.

Resistencia

Destacan por su alta eficacia para resistir las condiciones climáticas, ya sea en zonas rurales o urbanas. También son altamente resistentes al viento y la lluvia, además de los rayos UV, que son muy dañinos para cualquier construcción. Igualmente, resisten a la corrosión y ambientes industriales, donde hay presencia de humos y químicos altamente tóxicos.

Son asequibles

En comparación con otros materiales que ofrecen la misma durabilidad y resistencia, las láminas de acero son más asequibles, no solo para los fabricantes, también para los consumidores finales. Su precio no implica un problema para el presupuesto de empresarios e, incluso, familias.

Bajo mantenimiento

Las láminas necesitan poco mantenimiento y, una vez que se instalan, puede pasar mucho tiempo antes de necesitar una pequeña inversión para darles cuidados y evitar gastos mayores en el futuro por daños. Para que luzcan como nuevas y aprovechen sus beneficios al máximo, basta con una limpieza sencilla.

Láminas de acero galvanizado

Ahora bien, hay varios tipos de láminas, entre las que destacan las galvanizadas. De hecho, son las más utilizada por los excelentes beneficios que proporciona su acabado. Encontrarán dos tipos distintos:

Lámina galvanizada lisa

Destaca por su excelente capacidad para adaptarse a distintos entornos y tipos de construcciones, además es muy flexible, resistente y puede encontrarse en distintos modelos y con varias características. Pueden instalarse en techos, módulos o casetas e, inclusive, en fachadas de edificios. También suelen verse en edificios públicos, parques, instalaciones deportivas, jardines, cuartos con aislamiento acústico y térmico.

También suelen verse en la industria alimentaria. En tal sector, muchas de las herramientas e instalaciones usadas para producir alimentos procesados son confeccionadas con este producto, especialmente porque proporciona varias ventajas en los procesos productivos.

Lámina galvanizada acanalada

Se trata de una lámina integrada por una serie de canales, que es sometida a un proceso de inmersión en caliente y, de esta manera, recubrirla completamente con zinc para evitar la corrosión. La corrosión que es inhibida es causada por la exposición de la lámina al agua u oxígeno o a otros metales en presencia de un electrolito. Al colocar la barrera para cubrir el acero, el galvanizado puede resistir de forma óptima las fuerzas destructivas que actúen contra el acero.

Lámina galvanizada KR18 y engargoladora

Ahora bien, hay varios tipos de láminas galvanizadas acanaladas. Entre las más demandadas, destaca el modelo KR18. Este producto se recubre por completo de zinc y destaca de otras placas acanaladas por su engargolado particular, que requiere una engargoladora de lámina y permite desempeñarse en cualquier techo, especialmente aquellos que necesitan una cubierta sellada. También destaca por su resistencia a los embates del tiempo, inclusive en regiones donde hay fuertes corrientes de aire.

Se trata de una lámina Ternium, que posee un perfil estructural y un sistema de cubierta del tipo SSR o Standing Seam Roof. Gracias a ellas, resulta sencilla la instalación con una engargoladora de lámina, ya que posee un sistema de fijación oculta, que usa clips para la adhesión entre láminas. En comparación otras láminas similares, el modelo KR18 se puede colocar en techos de baja pendiente de hasta 2%. Tal ventaja lo coloca por arriba de otros tipos, donde se recomienda incluir pendiente de al menos 15% de inclinación.

Tampoco es necesario perforar para usarla con otras piezas de su mismo tipo, debido al ventajoso sistema de traslape. Igualmente, quita los límites longitudinales de la charola, lo que hace que sea una pieza única de canalón a cumbrera. Los clips también resisten las altas temperaturas, por lo que el techo cubierto es a prueba de vientos y cambios súbitos de temperatura. Ofrece también garantías contra el fuego y su capacidad cubriente es de 45.7 cm, además se encuentra en calibres 26, 24 y 22.

Como mencionamos, para su aplicación se requiere una engargoladora de láminas, especialmente las eléctricas. Son usadas para unir las cejas macho y hembra de las charolas de lámina KR 18 para que queden completamente herméticas. Usa juego de rodajas para doblar las láminas en varios pasos, por ejemplo, los equipos a 180° usan ocho rodajas de acero con cromo duro para doblar la lámina en cuatro pasos y los de 90° usan un juego de cuatro rodajas para doblarla en dos pasos.

¡Soliciten láminas kR18 o una engargoladora con Soliacero!

Si desean una engargoladora de láminas del tipo KR18 o láminas de este tipo, contacten a nuestro personal. Ofrecemos un modelo fabricado en bases de aluminio con motor de la marca Milwaukee, además rodajas o rodillos de acero 1045 con cromo duro. Somos una empresa con amplia experiencia y, además de proporcionarles una engargoladora de calidad, ofrecemos las láminas para aplicar esta tecnología. Tenemos amplia experiencia en usar esta maquinaria e instalar los paneles.

Con el sistema KR18 podemos ayudarles a instalar aulas, cámaras de refrigeración, centros de distribución de transportes, bodegas, habitaciones aisladas, entre otros. Nos posicionamos como una de las mejores firmas del centro del país y tenemos muchos clientes en Ciudad de México, Estado de México, Puebla y Veracruz. Si desean conocer más detalles sobre nuestras láminas y engargoladoras, marquen al (595) 133 4364.

Envíennos un correo a ventas@soliacero.com.mx o ventas1@soliacero.com.mx. También pueden visitarnos. Nos encontramos en Cresencio Sánchez Lt. 21, Texcoco, Edo. de México.