Láminas de acrílico para techos

Los fabricantes de materiales para la construcción de techos buscan diseñar productos que sean resistentes y ligeros, además que tengan bajos costos de confección, pero sin comprometer la seguridad estructural y el bienestar de los residentes. Gracias a su esfuerzo y deseo de constante innovación, desarrollaron productos novedosos, entre los que destacan las láminas de acrílico para techos.

Láminas de acrílico para techos

El método más usado para techar es el colado, no obstante, requiere altas inversiones, además grandes cantidades de materiales y de personal. Es una opción común para casas y edificios públicos, no obstante, no lo es para fábricas, áreas laborales o personas con bajos presupuestos para construir una residencia. Para tales casos, la lámina acrílica es la opción más demandada.

¿Por qué adquirir una lámina acrílica?

El polimetilmetacrilato, conocido también como acrílico, es un material termoplástico, lo que significa que puede moldearse. Destaca por su excelente resistencia en construcciones, por tal motivo, comienza a reemplazar a los vidrios convencionales, debido a la ligereza del polímero y su posibilidad de iluminar áreas cerradas. No obstante, se utiliza más para fabricar láminas. Estas últimas son ampliamente usadas desde hace años y su adquisición no cesa. Tal es su popularidad, que se volvieron un producto común en viviendas.

Pueden encontrarse en cualquier instalación, ya sean almacenes, casetas, entre otras que requieran un material práctico y altamente efectivo. Es también uno de los mejores materiales plásticos para la construcción y puede usarse en espacios abiertos sin comprometer su durabilidad y aspecto, aunque es importante que reciba constantes mantenimientos. Puede afirmarse que es un termoplástico muy fuerte, duro y, al mismo tiempo, liviano. También tiene un excelente diseño, ya que es fácil de moldear.

Posee también mucha transparencia, casi similar a la del vidrio, lo que permite usarlo para obtener iluminación y ahorrar energía. Con lo dicho hasta aquí, entenderán por qué es un material ampliamente solicitado, aunque hay otras razones por las que muchos desean colocarlas sobre sus cabezas y que vale la pena considerar.

Transparencia, luminosidad y aislamiento de la humedad

La transparencia de las láminas de acrílico para techos explica por qué son ampliamente usadas. Llega a ser de 90%, por lo que compite con el cristal. Esto lo vuelve ideal para instalarlo en garajes o estacionamientos.  Actualmente, las industrias y comercios prefieren zonas con buena iluminación, despejados y amigables para el ambiente, además que no luzcan lúgubres ni húmedas, tal y como ocurre con las cubiertas oscuras de concreto, latón o tejas. Estas pueden lograrse con láminas acrílicas.

Las últimas actúan como aislantes poderosos del agua, debido a que no cuela el agua de las lluvias por ellas, sin importar su intensidad o su frecuencia. El acrílico también deja entrar la luz, lo que ilumina el entorno, lo hace lucir más limpio y mantiene el interior con baja humedad relativa, debido al calor de la luz. Se evitan así los gastos excesivos en electricidad y aporta en el ahorro y cuidado de la energía.

Resistencia, seguridad y limpieza fácil

Las láminas de acrílico para techos son más resistentes que el vidrio, por lo que pueden usarlas como cubiertas para obtener una excelente vista del cielo, sin comprometer la seguridad de los residentes. Tampoco se astilla y es capaz de mantenerse firme y seguro ante cualquier inclemencia climática, por ejemplo, las lluvias intensas, el granizo, caída de objetos extraños y vientos fuertes.

También resisten las temperaturas extremas y la exposición del sol. Si los usan en su vivienda o negocio, tendrán la seguridad de que los embates externos de las ciudades y el clima no les afectarán.  Igualmente, son muy fáciles de limpiar. Basta con lavados mensuales para que siempre luzcan excelente. Resiste ante el paso de las escobas, rastrillos para retirar las hojas y los trabajas y no se daña al usar químicos comunes de limpieza.

Montaje fácil y flexibilidad

Las láminas acrílicas pueden montarse fácilmente en estructuras de metal (como aluminio o acero), madera o concreto, además es muy versátil con respecto a los materiales adheridos a ellas. También se adapta muy bien a distintos moldeados y formas de doblado. Es la opción más conveniente para construir un tragaluz en habitaciones oscuras e incómodas. El acrílico permite realizar cortes personalizados y a la medida, para ajustarlo a cualquier techo.

Eficiencia energética

Las planchas acrílicas ofrecen una gran cantidad de luz, lo que volverá eficiente su inmueble, ya que retrasa los lapsos de encendido de las luminarias. También garantiza un entorno templado, debido a que retiene el calor por más tiempo, lo que lo vuelve ideal para lugares donde abunda el frío, por ejemplo, en comunidades ubicadas en grandes altitudes.

Las láminas de acrílico para techos son fabricadas con tratamientos térmicos, que las vuelven resistentes a la radiación ultravioleta. Por ello, la luz que entre a través de ella será saludable para los residentes. Pueden adquirirse ejemplares con acabados especiales, por ejemplo, retardantes al fuego, auto extinguibles u otros que incrementan su vida útil y evitar que pierdan su color.

Son varias las aplicaciones del acrílico, como paredes de invernaderos, naves industriales, domos, ventanas, cancelerías, mamparas, entre otros. También es muy asequible y su mantenimiento es barato. En caso de aparezcan moho u hongos (lo que es poco común), basta con usar cloro y una fibra para retirarlos. Es una alternativa confiable para talleres que buscan expandirse, además son ampliamente demandadas por las pymes que desean postergar la instalación de láminas metálicas.

¡Adquieran láminas acrílicas de calidad con Soliacero!

Si necesitan láminas de acrílico a buen precio y fabricadas bajo altos estándares de calidad, contáctennos. Contamos con varios tipos de láminas, como Acrylit G10, que es el único laminado plástico que combina la durabilidad del acrílico con la difusión de luz, además tiene alta resistencia mecánica gracias a su refuerzo de fibra de vidrio. Se fabrica en un proceso continuo y bajo estrictos controles que garantizan la homogeneidad de sus propiedades físicas y químicas.

También tenemos el Poliacryl, que es un plástico translúcido que proporciona resistencia para cualquier aplicación, además brinda excelente apariencia, iluminación y versatilidad a bajo costo. Tiene una capa protectora de Gel Coat, que no se separa y brinda alta resistencia a la intemperie. Ofrecemos también Resolite y Policarbonato Celular (Makrolon).

Tenemos amplia experiencia en la venta e instalación de láminas y otros materiales para cubiertas. Podemos instalar las láminas en cualquier sitio, además nuestro personal está ampliamente capacitado y les asesorará durante todo el proceso. La calidad de nuestros productos y servicios nos posicionó como una firma confiable y altamente demandada en el centro del país, especialmente en Ciudad de México, Estado de México, Veracruz y Puebla.

Si desean más detalles sobre nuestros productos y servicios, contáctennos. Marquen al (595) 133 4364 o visítennos en Cresencio Sánchez Lt. 21, Texcoco, Edo. de México.