Algunos peligros relacionados con las fugas en los techos

Los daños provocados por filtraciones son un asunto serio, por ello es menester estar atento a las fugas de los techos antes de que arruinen su hogar y su seguridad. Existen muchos problemas domésticos que pueden ser postergados. Sin embargo, la reparación de las fugas del tejado debe ser de la más alta prioridad en la lista de las manutenciones caseras. Las fugas pueden desarrollarse por una variedad de razones: desde una instalación inadecuada del techo, hasta daños por viento o tormenta y falta de mantenimiento. Tengan en cuenta que la mayoría de las cubiertas son capaces de durar de 20 a 30 años por lo que deben buscar métodos para evitar las filtraciones, por ejemplo, mediante un impermeable o un canalón.

Ahora bien, ¿por qué una pequeña fuga puede resultar crítica para su hogar? La mayoría de los propietarios piensan que un techo con fugas consiste sólo en un problema estructural, pero en realidad puede representar muchos más riesgos de seguridad e incluso de salud. La intrusión constante del agua terminará por inmiscuirse en las bases mismas de las casas, causando así un montón de daños cuya reparación es costosa. ¿Aún no se convencen de la importancia de evitar a toda costa las fugas? Entonces a continuación enlistaremos algunos de los daños más notables que puede sufrir su inmueble si no toma las medidas adecuadas.

  1. Daños en el ático y el techo. Los peligros iniciales de una fuga del tejado se presentan en el área del ático y en los artículos almacenados allí. Si no hay un desván, o el tamaño de la fuga es realmente grande, dañará también el techo interior. La pintura de la cubierta afectada se oscurecerá, asimismo el yeso con el que suele ser recubierta puede burbujear y expandirse. La fuga de agua también dañará la pintura y el yeso en las paredes cercanas. Cabe señalar que es posible que se presentan daños en las luces montadas en el techo y en los ventiladores.
  2. Problemas de moho en exteriores e interiores. A largo plazo, una de las consecuencias más graves de un techo con fugas es el crecimiento del moho en interiores y exteriores. Algunos piensan que no es realmente un problema, sin embargo, el moho puede extenderse a través de la estructura de la casa, y posteriormente en toda ella a través de los respiraderos y ventanas, desde donde puede invadir las alfombras, muebles e incluso la ropa. El moho negro es el resultante más común de la intrusión crónica del agua. El crecimiento de este tipo de moho tóxico es ciertamente raro, pero incluso puede atacar los enmarcados de madera, los azulejos del techo y los revestimientos de las paredes y pisos. A ello cabe añadir que es difícil de deshacerse de él, y su remoción requiere de mucho dinero.
  3. Problemas de salud relacionados con el moho. Otro gran inconveniente del moho es que puede causar graves problemas de salud, especialmente para aquellos con alta sensibilidad. Entre dichos problemas se incluyen la congestión nasal, rinitis, inflamaciones y asma, entre otras dificultades respiratorias. Las esporas de moho se producen constantemente una vez que está presente, lo cual puede dar lugar a reacciones alérgicas, síntomas asmáticos e inconvenientes de salud de mayor gravedad.
  4. Peligro de incendio por daños causados ​​por el agua. Si su cableado eléctrico está presente en un ático o techo, las filtraciones de agua podrían representar una amenaza de incendio debido a los cortocircuitos en cableados. Es altamente recomendable apagar la electricidad en la zona afectada y hacer que un electricista profesional examine el área en riesgo.
  5. Peligro de deslizamientos y caídas. Un techo que gotea severamente puede hacer que el agua se acumule en el suelo de los interiores. Esto puede no parecer un verdadero riesgo, mas si cuentan con una familia muy activa, y especialmente tienen hijos que no cesan de moverse de un lado a otro, es necesario mantener seco y libre de humedad los espacios interiores para prevenir accidentes por caídas.
  6. Facturas de servicios públicos más caras y desperdicio de energía. Las cuentas costosas de los servicios públicos son otro efecto secundario de las filtraciones en los techos, pues la intrusión del agua es perjudicial al aislamiento en áreas internas. Si una reparación de la fuga del tejado se pospone por mucho tiempo, la intrusión crónica del agua agotará el aislamiento perceptiblemente y su hogar perderá aire caliente y fresco, dando por resultado cuentas de utilidad más altas. Esto aplica en especial para aquellos que disponen de sistemas de calefacción y aire acondicionado.
  7. Integridad estructural comprometida. Por último, La consecuencia más obvia de un techo con fugas es que las vigas, las viguetas de la cubierta, el entramado de la pared, las tablas de la fascia y el acabado exterior pueden resultar agraviados por la intrusión de agua. Las fugas crónicas del techo conducen al deterioro de la madera y a la debilitación de la estructura de techo, lo cual causa serios problemas que requieren la asistencia de un contratista profesional. También pueden enfrentarse a costosas reparaciones en cuanto al entramado de madera se refiere si el agua se filtra hacia abajo en las vigas y paredes del techo.

Esperamos que esta publicación les haya resultado de utilidad. Recuerden que es importante prevenir las filtraciones de líquido en el techo mediante sistemas de aislamiento como un impermeable o un canalón. En Soliacero encontrarán el mejor canalón a un costo razonable para inhibir todos los problemas enlistados en la presente entrada. ¡Gracias por habernos visitado en este blog!

Leave a Comment