Arcotecho, arquitectura y diseño exterior

Hoy en día las variedades en arquitectura y diseño exterior han propiciado el desarrollo de nuevas formas de techar zonas amplias sin la necesidad de una estructura metálica o a base de concreto, utilizando materiales como el arcotecho, también conocido como techos de láminas de acero, que son sistemas constructivos auto-soportantes, que se fabrican con acero galvanizado y se pintan con anterioridad, uniéndose entre sí por un sistema eléctrico que lo convierte en hermético.

Con la ayuda de estos paneles es posible techar una edificación con gran rapidez, elegancia y belleza, ideal no sólo para lugares donde se realiza trabajo industrial como bodegas, sino también para jardines, restaurantes, albercas, gimnasios, canchas deportivas y mucho más.

Antes de entrar de lleno al tema hablaremos un poco más sobre los arcotechos, formados por arcos modulares, los cuales se fabrican rápidamente en el mismo sitio donde se van a instalar, por lo que quedan a la medida de las necesidades de cada cliente; por otro lado, cada arco actúa como viga y cubierta a la vez, por lo que no es necesario colocar lonas o velarias u otra estructura intermedia, por lo que no se requiere del mantenimiento y cuidados que estas estructuras llevan, obteniendo áreas libres pero al mismo tiempo herméticas, sin filtraciones de agua y con el paso adecuado de luz natural.

Los techados de lámina han marcado tendencia en el mercado de las cubiertas, especialmente por sus diseños innovadores, por los materiales de primera calidad y porque utilizan lo más avanzado en tecnología para obtener un techo sólido, firme y seguro, con una apariencia estética espectacular que puede durar por varios años, al igual que la satisfacción del cliente y usuarios finales. Afirmamos que este tipo de techados se ha vuelto parte de una nueva tendencia arquitectónica en todo el mundo porque cada vez es más común observar hermosos diseños en fábricas, bodegas, naves industriales, pero también en restaurantes, albercas, gimnasios, estadios, hasta cafeterías y restaurantes que utilizan un arcotecho para brindar a sus clientes un plus en sus servicios, ya que este tipo de techados permiten aprovechar la iluminación natural proveniente del sol, pero sin dañar ni quemar la piel de las personas que acudan a disfrutar de un momento al aire libre y del calor o frescura del día.

Las novedades en diseño y estética para la fabricación de arcotechos han permitido crear nuevas oportunidades para proporcionar la comodidad necesaria ya sea para los clientes de un negocio o para los trabajadores de una fábrica, pero también de la mano con la decoración pues es posible crear soberbios diseños de gran atractivo, que pueden dar un valor mucho mayor a la construcción donde se implementa su uso. Pero eso no es todo, las construcciones residenciales también pueden usar este tipo de techos en forma de arco para resguardar zonas muy expuestas al sol, brindando espacios de sombra para disfrutar de balcones, terrazas, jardines o albercas domésticas, lugares donde lucen muy hermosos y protegen adecuadamente la piel de la familia.

¿Por qué es importante el uso de un arcotecho para la protección solar?

La Organización Mundial de la Salud ha indicado en varias ocasiones que la exposición al sol es una de las principales causantes de daños irreparables en los ojos, piel y sistema inmunológico del cuerpo humano, incluso se encuentra asociado con el melanoma, uno de los tipos de cáncer de piel más agresivo en la actualidad. Sin embargo, disfrutar de diferentes actividades al aire libre es un gran placer, especialmente cuando se trata del deporte, de actividades recreativas o escolares, incluso asistir a una fiesta o evento social es más divertido cuando contamos con un lugar al aire libre, que nos mantenga frescos y libres de los rayos directos del sol.

La lámina de acero galvanizado absorbe los rayos ultravioleta que emite el sol, sin robar del todo la luz natural en el entorno, pues aunque se encuentre cerrado del todo se puede disfrutar de este tipo de luz filtrada, mientras que los modelos que cuentan con la posibilidad de dejar pasar el aire y el sol son muy valorados porque permiten realizar todo tipo de actividades, disfrutando la calidez del día pero sin quemar la piel, sufrir los efectos dañinos de una exposición solar prolongada, y tampoco de la lluvia cuando este sea el caso, por lo que las instalaciones podrán estar disponibles en cuando se necesiten.

Proteger del sol y de la lluvia con techos curvos en exteriores, es combinar la belleza y versatilidad con la funcionalidad de un solo producto; ya que además de que son sistemas estructurales para cubrir zonas expuestas a la intemperie con una sola cubierta que al mismo tiempo es su soporte, sin la necesidad de usar apoyos intermedios, ya que su estructura es soportada por elementos perimetrales como postes; por esta razón los techos de lámina galvanizada forman de las obras arquitectónicas de cobertura ligera, con una gran resistencia a los elementos naturales, además los diseños pueden realizarse con formas curvas a grandes alturas, por lo que son muy atractivas y visibles a una gran distancia, lo cual es visualmente atractivo cuando se trata de un negocio o empresa, ya que la construcción será reconocida con mayor facilidad y recordada por su gran belleza.

Por otro lado, los arcotechos no requieren de grandes trabajos de mantenimiento, pues prácticamente se lavan solas, si bien son de muy fácil limpieza y cuidados; gracias a que son fabricadas con láminas de acero que es previamente dispuesto a un proceso de galvanización, los techos curvos no sufren de desgaste al estar expuestos al sol, la lluvia, la humedad y la intemperie en general, con una vida útil de al menos diez años a partir de su instalación, claro está, dependiendo de la calidad con la que el fabricante trabaje.

En Soluciones Integrales en Acero, Soliacero, contamos con los más altos estándares de seguridad, pues sabemos que un arcotecho será instalado en las alturas y que va a proteger a cientos de personas, por lo que nuestra prioridad es brindar hermosos diseños, con el mínimo de materiales a instalar para evitar que estorben en cualquier momento, incluso al momento de instalar nuestros especialistas no le estorbarán al cliente ni a los trabajadores, por lo que no tendrá que perder ni un solo día de trabajo; esta característica nos posiciona como la opción número uno, con la opción más atractiva del mercado, más económica y estética que los techos de concreto.

Cuando se trata de elegir entre los diferentes tipos de techados, es importante tomar en cuenta aspectos como:

  • El lugar donde se planea instalar. Es decir, hay que considerar si se trata de una bodega, una cancha deportiva, un jardín recreativo, una fábrica o incluso una casa, las necesidades del lugar en particular, así como las expectativas en cuestiones de estética.
  • La funcionalidad. Debemos considerar qué objetivo o función es la que se espera que cumplan los techos, ya sea solo cubrir un espacio del sol o un sistema de protección, de alta durabilidad y rendimiento, con el mínimo de mantenimiento.
  • La facilidad en la instalación. Los techos curvos, como mencionamos al principio de este post, se construyen al momento de montarlos por medio de una máquina portátil llamada roladora, que permite realizar la cubierta en su totalidad, con el menor uso de obreros y de espacio, pero con mucha más precisión y satisfacción del cliente al cumplir a la perfección con las áreas a cubrir. Se pueden instalar sobre muros o desde el nivel del piso, y como hemos repetido varias veces, sin el uso de soportes intermedios como columnas, por lo que no reducen espacio, ni aumentan el costo de instalación o de mantenimiento.
  • Reducción de costos en electricidad. Como también mencionamos anteriormente, los techos sin estructuras permiten el paso de luz natural, aunque cierren por completo una zona, esto se debe a que durante el ensamble se pueden intercalar paneles con láminas traslúcidas que dejan que la luz pase, pero no los rayos ultravioleta del sol, que son los causantes de graves daños a la salud, pero también a diferentes materiales que se resguardan en bodegas; esta cualidad permite ahorrar a las instituciones donde se emplean, ya sean bodegas, naves industriales, centros de fabricación o incluso en escuelas, gimnasios, albercas, etc.
  • Ahorro tanto en electricidad como en instalación, ya que es de la mitad del tiempo que le lleva a cualquier otro sistema de techado.
  • Espacio disponible. Los techos curvos con láminas no requieren de una estructura y se pueden instalar en espacios grandes, de alrededor de siete metros, sin riesgo de colapsar o de caer, lo que es un plus de seguridad también.
  • Diseño. Estos techos tienen un calibre y pigmento adecuado para cada necesidad de uso, apariencia y diseño arquitectónico.

Desde el punto de vista estructural, funcional y estético, los archotechos arquitectónicos son una excelente opción y en Soluciones Integrales en Acero podemos ayudarte a concretar tus ideas, para dar a tus espacios un valor agregado y mayor protección frente a los rayos ultravioleta. Visita hoy mismo nuestra página web y dale mayor valor a tu negocio con el uso de un arcotecho, que te ayudará a tener iluminación natural, protección frente a los elementos naturales, diseños espectaculares y muchos otros beneficios que harán aún más atractiva a tu marca.

Leave a Comment