Arcotecho: Lo que deben saber sobre los arcotechos.

Sean bienvenidos a una entrada nueva de Soliacero. Esta ocasión les hablaremos sobre uno de nuestros productos más solicitados en el ámbito de la construcción, a saber, el arcotecho. Sin más dilaciones, demos comienzo a esta publicación.

Los hombres y mujeres, sin importar su procedencia, requieren de una serie de bienes materiales básicos para su subsistencia, entre los que cabe mencionar los alimentos y agua, prendas, y por supuesto, un techo bajo el cual hallar resguardo de los peligros que representa el exterior. Los techos inhiben el ingreso de personas ajenas que pueden ocasionar daño o robar objetos de valor, asimismo, posibilitan que las variadas condiciones climáticas no nos afecten, por ejemplo, la lluvia, el calor excesiva, el granizo, la nieve, el polvo, el ruido, etcétera. No es de extrañar por ello que toda vivienda y establecimiento dispone de un techo. Los avances en materia de ingeniería y arquitectura han dado cabida a muchos tipos de estructuras para inmuebles, y por supuesto los techos no quedan excluidos de ello. Es por tal motivo que actualmente se comercian distintos tipos entre los que destaca uno dada su singularidad no sólo en cuanto a diseño se refiere, sino también por su funcionalidad, a saber, los arcotechos.

Ahora bien, ¿en qué consisten los arcotechos? Éstos consisten en un techo del tipo membrana o un cerramiento, el cual se encarga de distribuir de modo uniforme todas las tensiones que son recibidas, ya sea relativas al peso o las condiciones climáticas. Dichas tensiones se reparten con homogeneidad sobre las paredes, contribuyendo tanto a la transmisión lineal de las cargas en los cimientos como en su reparto equitativo. Por otro lado, las cubiertas tradicionales cuentan con algunas desventajas debido a su diseño por ejemplo, la generación de grietas y fugas, debido a que son fabricados con materiales porosos y tendientes a desgastarse con las variaciones climáticas como el hormigón. En cambio, los arcotechos, gracias a su forma geométrica y sus acabados permeables, son excelente para la escorrentía de las precipitaciones pluviales. Con tales características también se favorece el deslizamiento de la nieve (aunque en nuestro país no es necesario a menos que se viva cerca de montañas o zonas elevadas) asimismo, se ofrece una resistencia superficial menor a los empujes que implica la presencia de vientos, reduciendo las inestabilidades con sus apoyos estructurales.

Al carecer de correas y vigas maestras, los arcotechos constituyen un método de construcción más rápido y sencillo, sin presencia alguna de tensiones diferenciales. También ahorran tiempo en lo relativo a la instalación, a diferencia de otras alternativas como el hormigón el cual requiere inclusive de meses para su culminación. Puede afirmarse que el tiempo de instalación representa menos del 50% a diferencia de otros sistemas convencionales, simplificándose así el control y la obra. En muchos casos resulta preferible la colocación de arcotechos a causa de su estética, resistencia, sus propiedades de evacuación pluvial, entre otros aspectos.

Desde una perspectiva inclinada en lo estructural, los arcotechos operan a manera de bóvedas cilíndricas o arcos, con respaldos fijados en los extremos así como una directriz de forma circular. Por ende, su estructura tiene que ser apta para aguantas aquellos empujes en los mencionados respaldos que producen el viento y las cargas por gravitación. Este punto es fundamental para limitar las flexiones en las chapas, además de las deformaciones. Resulta evidente que uno de los requerimientos previstos en conformidad con las normativas de producción, es el relativo a los empujes del viento. Es por ello que aún en condiciones de alta afluencia de aire son capaces de mantenerse estables sin ninguna alteración.

Si bien es cierto que en muchos casos son previstos tensores de suma utilidad, en realidad sólo son útiles para la absorción de los empujes que se originan por el peso del arcotecho y por el mismo viento. Generalmente se consideran estados de viento que producen empujes hacia adentro de los inmuebles, los cuales no se pueden tomar mediante tensores. Ahora bien, los arcotechos se distinguen por consistir en sistemas modulares sin arco, o bien por ser techos sin estructuras algunas los cuales pueden ofrecer variados beneficios a diferencia de otros sistemas de construcción. Asimismo, son la forma más económica y rápida de cubrir sin apoyos intermediarios hasta más de 35 metros de anchura. Cabe añadir que son formados por sistemas auto-soportantes de arcos de una sola pieza, confeccionados, engargolados y combados en el sitio de las obras.

Con respecto a sus aplicaciones cabe destacar las siguientes:

  1. En almacenes ya sea de materiales, industriales, de granos o aeronaves.
    2. En la industria agrícola, por ejemplo, en establos porcinos y vacunos, en gallineros, invernaderos, caballerizas, etcétera.
    3. En comercios como talleres, centros de abastecimiento, estacionamientos, restaurantes, oficinas, entre otros.
    4. En áreas de recreación como canchas, albercas, gimnasios, pistas, etcétera.

Ahora bien, con respecto a las ventajas que conlleva pueden destacarse las siguientes: ahorros económicos en mano de obra y materiales; consigue eliminar las estructuras de respaldo permitiendo mayor espacio de utilidad; dado que es un sistema fabricado en obra posibilita levantar inmuebles en poco tiempo; brinda áreas interiores libres de obstrucciones; no necesita de ninguna columna interior.

Con lo dicho tendrán información íntegra en relación al el arcotecho. Esperamos que esta publicación es haya parecido de utilidad, no olviden contactarnos si requieren del respaldo de una empresa especializada en la instalación de este tipo de cubiertas como Soliacero. Somos los mejores si de estructuras de acero para la construcción se refiere. ¡Gracias por su visita!

Leave a Comment