Canalón

La época moderna se caracteriza por el rápido desarrollo tecnológico y científico que desde el siglo XVIII ha modificado por completo nuestros modos de producción y consumo. Hace más de 200 años que surgieron las grandes fábricas y las primeras maquinarias industriales que permitieron producir masivamente una gran cantidad de productos y bienes. La ciencia ha generado nuevos conocimientos que siguen modificando a las grandes industrias y la forma en que se hacen las cosas, por ejemplo, generando nuevos materiales y aleaciones más resistentes que antes. Soldacero pone a tu disposición de sus servicios de distribución, especializados en la venta de productos de acero, aluminio y ferretería de la más alta calidad. Contamos con un amplio catálogo que busca poner a tu alcance toda gama de productos que puedas necesitar para llevar a cabo tu trabajo. En Soldacero tenemos el compromiso de proporcionarte la mejor calidad de productos para cualquiera que sean tus necesidades, siempre ofreciéndote la mejor calidad, para que te sientas seguro y en confianza de que tu trabajo tendrá un terminado satisfactorio. En esta entrada de nuestro blog, espacio que hemos destinado para mantenernos en comunicación y contacto con nuestros clientes, revisaremos uno de nuestros productos de construcción, como es el Canalón que puede ser de diferentes materiales. Acompáñanos en esta entrada a saber más sobre este práctico aditamento que permite tener una mucho mejor funcionalidad en cualquier techo, o en otras áreas de una casa o construcción.

Soldacero se ha establecido como una marca líder en el mercado a lo largo de sus 50 años de experiencia, gracias a nuestros precios competitivos y la extraordinaria calidad y resistencia en todos los productos que ofrecemos. En nuestra trayectoria, nos hemos expandido a lo largo de toda la república mexicana, confirmándonos como líderes a nivel nacional en soluciones de acero para construcciones y para todo tipo de necesidades. Por ejemplo, como mencionábamos, esta entrada la dedicaremos al Canalón, que es un conducto que recibe y conduce el agua de los tejados al sistema de recogida de aguas pluviales con que cuente la instalación. Este práctico mecanismo tiene una larga historia en el uso de las construcciones humanas, ya que pueden ubicarse sus inicios a las construcciones romanas tempranas, en que comenzaban a experimentar con distintas formas de canales de agua y para lidiar con las lluvias. En cierto sentido, la idea original no ha cambiado tanto desde entonces, ya que en casi todos los techos se ha buscado dar un cause al agua de la lluvia, para que su peso no colapse la construcción.

Si bien durante la edad media, la arquitectura de los espacios residenciales del vulgo y el pueblo no tuvo grandes o significativas modificaciones, principalmente por la miseria en que vivían la mayoría de las personas, para el Renacimiento, por eso del siglo XV en Italia, y posteriormente en el resto de Europa, algunas de las nuevas medidas creadas por famosos constructores y arquitectos comenzaron aplicarse en las viviendas más humildes también, pues con el paso del tiempo, el pueblo había logrado copiar algunas de las tecnologías de las grandes construcciones, como de las catedrales, por ejemplo. Las grandes catedrales fueron de las primeras estructuras en que se agregó un mecanismo como el Canalón para lidiar con el agua de las lluvias. Entonces, obviamente, estaba esculpid sobre piedra, o en muchos otros casos, las gárgolas que eran un motivo constante de adorno en esa época, servían también para dispersar el agua del tejado y darle una caída elegante. En las adaptaciones del pueblo se experimentó con diferentes materiales, desde madera, también piedra, y luego se hicieron canales con materiales metálicos, los herreros también buscaron ofrecer soluciones para los problemas de las viviendas. De tal manera, que el sistema que hoy en día conocemos, ha sido producto de una ardua experimentación para lograr solucionar los problemas de vivienda, que desde siempre, han sido los mismos, pero que hemos ido logrando ir sofisticando.

Hoy en día, el Canalón generalmente se instala en el borde de lo que se conoce como el alero, que es un elemento constructivo encargado de ofrecer protección y estructura a la parte superior de la obra. También se suele colocar en la parte inferior de los tejados, y también está disponible el canalón lateral, que se instala en las zonas laterales para recoger el chorro de las tejas laterales o de los remates que tienen a sobresalir. La forma más común que los conductos tienen, es en forma de letra “u” y son colocados con una ligerísima pendiente, que a simple vista, puede parecer que está en completa horizontalidad. La pequeña pendiente es, precisamente, para que la lluvia que se recoge del tejado, caiga con naturalidad y pueda ser canalizada, por ejemplo, por la tubería de la red general, o simplemente darle una caída adecuada a un punto que no estorbe. Esto último, claro, pensando en una pieza residencial, ya que en un edificio si es necesario que se conecte a la red general de distribución del agua pluvial.

El Canalón puede estar hecho de diferentes materiales, como pueden ser de metal, PVC, o también de cerámica. Aunque existen otros materiales, estos son los más comunes que podemos encontrar en prácticamente todo el mundo, y los más utilizados, en realidad, son los de metal y los de PVC. Las principales diferencias entre estos dos materiales para el canalón, generalmente, tiene más que ver con la idea del arquitecto, ya que ambas son excelentes opciones de trabajo. La más común, sigue siendo la metálica, pues proveen una resistencia frente a diversos factores que el PVC no. Conoce todos los productos y servicios que en Soldacero hemos creado para ayudarte a solucionar cualquier necesidad que tengas.

Leave a Comment