Conozca más sobre el Arcotecho

¡Hola! Le damos la bienvenida a una entrada más de nuestro blog. En esta ocasión queremos hablar sobre detalles relativos a uno de los productos más populares dentro de nuestro catálogo: el arcotecho. Creemos que es de menester hablar sobre ello e informar a todo el público interesado, ya que circula muy poca información en la red.

Asimismo, consideramos que si las personas conocieran mejor a este tipo de pieza enfocada en la construcción, seguramente la implementarían como un sustituto perfecto de los techos convencionales. Sin más que agregar, demos inicio a este contenido que esperamos sea de utilidad.

Podría especularse la siguiente teoría: la especie humana se define como tal desde el momento en que se volvió sedentaria, es decir, desde el instante en que optó por la construcción de refugios en los cuales resguardarse de las inclemencias del exterior y desarrollar todas sus capacidades creativas e intelectuales.

Desde que nos volvimos sedentarios comenzó realmente la historia de las civilizaciones, las cuales, se definen por fijarse y establecerse en un determinado perímetro geográfico. El nacimiento de las civilizaciones permitió que los hombres se dedicaran a actividades que son hoy de suma importancia para nuestra existencia, por ejemplo, las artes, las ciencias y la filosofía.

La vida sedentaria no implica sólo escoger un área determinada dónde habitar de forma definitiva, sino también construir recintos en los cuales podamos refugiarnos y mantenernos a salvo. Básicamente las construcciones de naturaleza arquitectónica se constituyen de suelos, muros y techos. Estos últimos son sin duda indispensables en la constitución de inmuebles.

La construcción de techos ha acompañado a los hombres desde tiempos muy remotos. Muchas de las grandes arquitecturas forjadas por la humanidad cuentan con techos elaborados con distintas técnicas y materiales.  Esto se debe a que nos hemos involucrado en un proceso en el que buscamos experimentar y perfeccionar los modos de crear cubiertas y techumbres. Gracias a ese proceso nació el arcotecho, cuya implementación en el mundo de las industrias constructoras ha proporcionado múltiples ventajas y beneficios a sus usuarios y a las firmas que se dedican a confeccionarlo.

Los arcotechos son módulos en forma de arco, los cuales, son ensamblados con diversos materiales e instalados en las cubiertas de los recintos. Pueden entenderse también como techos sin estructura y sistemas constructivos elaborados con arcos modulares en una sola pieza, con los que se pueden cubrir arquitecturas sin necesidad de elementos adicionales.

Se trata de una tendencia que ha cobrado bastante fuerza en el mercado relativo a la confección y comercialización de cubiertas. Esto se debe a su diseño innovador y sofisticado nacido gracias a los avances en el ramo de la ingeniería y a los materiales con que son confeccionados, por ejemplo, el acero. Este techo arqueado proporciona muchas ventajas y beneficios, en comparación con otras techumbres y elementos constructivos, que serán descritos a continuación:

  • Debido a que es una cubierta auto-soportante no requiere de elementos estructurales adicionales. Así se borra el uso de intermediarios que respalden su estabilidad, reduciendo precios en mano de obra, tiempo de construcción, renta de andamios e incluso mantenimiento.
  • Colocar un arcotecho es un procedimiento sumamente rápido en comparación con las construcciones de cubiertas convencionales. Basta con instalarlo con ayuda de maquinarias y fijarlo para que quede listo y pueda ser utilizado inmediatamente.
  • Con este tipo de cubierta se evita la elaboración de planos y la contratación de diversos agentes como arquitectos, ingenieros, etcétera. Además, brindan una total hermeticidad lo que inhibirá la entrada de elementos externos como el polvo, la lluvia, entre otros.
  • Pueden adaptarse a muchos espacios y entornos con facilidad, además, poseen un periodo muy prolongado de vida.

Los arcotechos cuentan con una gran gama de aplicaciones, por ejemplo, pueden ser utilizados por el sector urbano, comercial, industrial, etcétera. Destacan por su flexibilidad ya que pueden colocarse a nivel de piso, sobre los muros o en diversas formas para jugar con la estética de la construcción. La fijación de estos se efectúa con canaletas en sus extremos, creando así un sistema hermético y resistente que brindará los mejores resultados en cuanto a estética y funcionamiento.

Existen dos tipos de arcotecho: de membrana y semicircular. Los primeros son respaldados sobre vigas o muros fungiendo como soporte del techo y son fabricados con flechas que van del 20 al 35 por ciento en anchura total. Los segundos son desplazados sobre una unión de cimentación corrediza. Con este diseño, el arco puede comportarse como una cubierta y un muro al mismo tiempo.

Los arcotechos poseen una extensa gama de usos, lo cual queda evidenciado con poner tan sólo algunos ejemplos: ramo comercial, urbano e industrias; bodegas, almacenes de comestibles y orgánicos; maquinadoras, patios de carga, hangares y talleres; andenes, estadios, gimnasios, escuelas, centros recreativos y auditorios; estaciones de metro, de aviones y autobuses; bares, agencias, exposiciones, centros comerciales, etcétera. Sin duda, son la mejor alternativa para construir cubiertas llamativas y funcionales, no en vano, se han posicionado como una de las alternativas favoritas para distintos sectores de la sociedad.

En Soliacero (Soluciones Integrales en Acero) el arcotecho es una de nuestras especialidades, por ello si desea adquirir y usarlo como cubierta o techumbre no dude en contactarnos. Le garantizamos que con nosotros no habrá cabida para arrepentimientos. Ojalá que esta entrada de nuestro blog haya sido amena para usted, querido lector, por ahora nos despedimos no sin antes invitarle a que nos contacte por medio de nuestra página web o visitándonos en nuestras instalaciones. ¡Hasta la próxima entrada, nos vemos!

Leave a Comment