CONSEJOS PARA CONSTRUIR TU PROPIA CASA DEL ÁRBOL

Si eres padre o madre, y tus hijos han estado pidiendo una casa del árbol por meses, entonces quizás quieras reconsiderar tu decisión. Una casa del árbol no es sencilla de construir pero definitivamente es posible. Con nuestro glamet como techo, y los consejos que vamos a darte, verás que no sólo es totalmente posible sino que vale mucho la pena.

Planea con lógica. Las medidas, composiciones, herramientas, conceptos, todo debe ser funcional. Comienza por hacer tus respectivos cálculos de construcción, soporte, diseño, objetivo y hasta que estés seguro de tener todo en orden y excelentemente calculado, entonces ya puedes conseguir tu material. Recuerda que el árbol debe ser robusto, fuerte, con raíces bien arraigadas, sin rastro de enfermedad o muy viejo. Si lo crees necesario, pide ayuda a algún profesional.

Toma en cuenta el medio. Antes de que inicies labores de construcción, visualiza bien los espacios que tienes disponibles. ¿Qué es lo que podría estorbar o verse mal? Si, por ejemplo, el árbol al centro de tu patio es perfecto para la casita, pero al lado de él hay un pozo (real o de adorno, no importa), entonces no deberías utilizar este espacio, porque en primer lugar, algún niño podría caer del árbol (o peor aún ¡intentar saltar hacia el pozo tapado!), y además, el aspecto visual ya no tendría un foco central sino dos, y eso es muy confuso.

Piensa también en los adultos. Una casa para árbol es el sueño de todo niño, pero con frecuencia los padres y otros amigos adultos también suelen subir a jugar en ella. Así que no construyas una casa para árbol que más bien parezca casa para perros. Las medidas de ancho, largo y alto, estarán condicionadas por el árbol, sin lugar a dudas, pero permite que haya suficiente espacio al menos para ocho personas. Si es posible, permite que el adulto pueda pararse correctamente sin tener que agacharse todo el tiempo. Es muy incómodo mantenerse encorvado o sentado.

No restrinjas al árbol. Para nada se te ocurra cortar las ramas principales porque sólo lograrás que vuelvan a crecer y que, una vez construida la casa, crezcan dentro de ella o la rompan. Mejor, si es posible, elige el árbol que por su estructura natural, permita una casa orgánica.

Utiliza el glamet como techo. Si decides construir una casa suficientemente espaciosa, entonces querrás utilizar nuestro glamet como techo, porque no sólo es extremadamente resistente a la humedad, al polvo, al sol, sino que luce ideal y mantiene fresco el interior. Usualmente se utiliza para cabañas, así que ¿por qué no utilizarlo también para una casita de árbol?

Asegúrate de la estabilidad. Nada importa más que este punto. Olvídate de la decoración y de los accesorios si tu casa no está estable. ¡Todo se vendría abajo! Además, recuerda utilizar los materiales necesarios para que soporte la cantidad de peso que has considerado.

Agrega sorpresas y escondites. Una escalera sobre el tronco del árbol no es suficiente para dar alegría a tus hijos. Agrega no sólo una entrada sino dos ¡y si la segunda se esconde detrás de un arbusto, mejor! Además, cuelga un columpio de alguna rama fuerte, permite que haya un balcón o una mesa desplegable. Pon tu imaginación a trabajar. Pero sobre todo ¡no arruines las sorpresas! Permite que tus hijos descubran todas ellas hasta el día de la inauguración.

Facilita un elevador para subir cosas. Muy pero muy indispensable es el agregar un elevador o polea sencilla para subir cosas pesadas como sillas, mesas, telescopios, etcétera. Créenos, es un detalle que muchas ocasiones se pasa de largo y cuando se tiene la necesidad de subir aditamentos ¡es imposible! Así que no olvides este detalle para cualquier requerimiento extra.

Agrega suficiente iluminación. Puesto que la casita se usará tanto de día como de noche, no olvides agregar suficiente iluminación. Lo mejor de nuestro techo Glamet es que no oscurece el interior, sino que permite que la luz entre y refleje. Sin embargo, no está de más algunos focos. Ilumina tanto la escalera como la entrada, el alrededor del árbol y la parte interior. Además, asegúrate de que siempre haya linternas dentro de la casa del árbol. Por nada del mundo utilices velas o veladoras.

Decora al gusto de tus hijos. La parte arquitectónica ya está completa. Ahora permite a tus hijos que decoren el interior y el exterior de acuerdo a sus gustos. No importa si quieren pegar mil stickers en las paredes. Recuerda que este pequeño capricho es de ellos. Lo que puedes hacer es ceder un poco e invitarlos a ceder también para que ambas partes queden contentas. Por ejemplo, agrega un pizarrón en la pared para que peguen sus stickers y rayen a gusto. Si es necesario, chequen entre todos algunas ideas en internet. Allí hay muchísimas más maneras de decorar una casa de árbol y no es necesario que las pongan en práctica con exactitud, sino que tomen inspiración de las fotos y adecúen de acuerdo a sus posibilidades y gustos.

Esperamos hayas disfrutado este artículo. Tenemos muchas ideas más que seguramente te serán útiles. No olvides consultar nuestro catálogo de productos y servicios para tus proyectos. Si tienes dudas o requieres alguna cotización, llama sin compromiso a nuestros teléfonos, mándanos un correo electrónico o bien, visítanos directamente en nuestras oficinas. ¡Tenemos la certeza de que podemos facilitar en gran medida el alcance de tus sueños!

Leave a Comment