Consejos para tomar en cuenta antes y después de la instalación del Multytecho

Nos da gusto reencontrarnos una vez más con todos los lectores de este blog. Entre los comentarios que nos han dejado ha resaltado el interés por saber más de uno de los productos diseñados para cubiertas más utilizados actualmente.

Estamos hablando del Multytecho, cuyos usos y ventajas de uso hemos descrito en entradas previas. Hoy nos enfocaremos en aspectos generales en torno a su instalación, y en soluciones a algunas de las dudas que nos han planteado a través de sus comentarios. Esta información se encuentra, por supuesto, en los manuales de instalación, y es bien conocida y dominada por los técnicos expertos en instalaciones que colaboran con Soliacero. No obstante, es información útil que hoy ponemos al alcance de todos ustedes.

Es lógico que nos lleguen numerosos comentarios y dudas acerca de este material pues como ya señalábamos, es ampliamente utilizado para las cubiertas de centros comerciales y casetas. Sería erróneo pensar que su uso se limita a dichas construcciones, ya que debido a las ventajas de su diseño y fabricación, es también un material ideal para las fábricas, e incluso dadas sus características de aislante térmico es sumamente empleado en las cámaras de congelación y/o refrigeración.

Su adecuada instalación no es en absoluto complicada, sobre todo si recurrimos a especialistas experimentados y calificados que garanticen una adecuada ejecución del proyecto. Aun así, hay que vigilar que antes y después de dicha instalación se tomen en cuenta ciertas medidas que optimizarán el uso del producto. A continuación explicaremos dichas medidas que pueden agruparse en dos apartados: traslado y almacenamiento y mantenimiento post-instalación.

Traslado y almacenamiento:

Si bien no se trata como tal de la instalación, es fundamental garantizar que el material llegue en perfecto estado desde el lugar en que se adquiere hasta el sitio en que se empleará. Las condiciones del traslado dependerán en buena medida de las dimensiones de los paneles de Multytecho  que se requieran para el proyecto, pero hay algunas medidas que siempre tienen que observarse.

Por ejemplo, al momento de fijar los paneles en el camión que los llevará a destino, hay que cuidar que queden perfectamente inamovibles, ajustándolos al máximo para evitar roces entre ellos que puedan llegar a dañarlos. Para una protección adicional, tanto de roces como de factores ambientales y climáticos, es necesario emplear lona en cantidades suficientes para cubrirlos durante todo el trayecto.

Una vez en el destino, existen dos opciones para descargar. La primera es el uso de la grúa, recomendada cuando la carga rebasa los seis metros de longitud. Al emplearla será posible mantener el material adecuadamente balanceado y disminuir el riesgo de caídas o golpes. En caso de que no se opte por el uso de una grúa es fundamental contar con las manos suficientes para la operación. Quienes participen deben estar atentos tanto arriba como abajo del vehículo que contenga los paneles.

Es muy recomendable descargarlos de costado o, en todo caso, con las llamadas “crestas” orientadas hacia abajo, de modo que se eviten daños en la parte interna del panel. Y si ya se cuidaron los paneles al momento del traslado, es también importante tomar todas las precauciones posibles al moverlos y estibarlos, evitando que se golpeen entre ellos, pues si bien el material es resistente, al ser golpeado por otro panel de la misma dureza es posible que se generen desperfectos irreparables que inutilicen el producto.

Otro momento que requiere de profesionalismo y cuidado es el de la apertura de los paquetes de paneles. Es necesario tomarse el tiempo necesario en este proceso y contar con los instrumentos adecuados para cortar solamente la envoltura y no dañar los productos.

Finalmente, tan importante como las medidas anteriores, es contar con un sitio de condiciones adecuadas para el almacenamiento. Tal lugar debe estar cubierto para proteger los productos de los factores ambientales y de la contaminación y, además, contar con el espacio suficiente, a fin de posibilitar que exista ventilación entre los paneles estibados, a fin de impedir la condensación de la humedad.

Mantenimiento post-instalación

Una vez que los paneles han sido instalados es necesario realizar una limpieza básica. No es necesario profundizar, pues los paneles han estado protegidos en todo momento, de acuerdo con las medidas anteriores, pero se recomienda realizarla para deshacerse del polvo y de los agentes grasos que se pudieran haber acumulado durante la instalación. Hay que recordar además que el proceso de instalación requiere el uso de tornillos y remaches que, al ser colocados, podrían haber generado la presencia de rebabas en el acero. Y de no ser removidas, éstas podrían contribuir a la oxidación del producto.

La limpieza inicial también es necesaria para que la superficie del Multytecho se encuentre libre de cualquier agente externo al acero antes de aplicar el sellador correspondiente. El sellado es un factor importantísimo para garantizar que los paneles se mantengan por mucho tiempo en las condiciones óptimas, y evitar así que sean objeto de mantenimiento posterior, el cual implicará costos y esfuerzos adicionales.

Para lograr un sellado adecuado es necesario que el producto se aplique solamente en los lugares necesarios y en las cantidades especificadas en los manuales. Por eso es importante solicitar el consejo de los especialistas, pues un sellado imperfecto puede convertirse en un dolor de cabeza en el futuro.

Esperamos que las medidas que hemos presentado en esta entrada resulten de utilidad para todos los clientes que han elegido el Multytecho para sus cubiertas. Antes de finalizar esta entrada sólo nos queda recordarles que los mejores asesores y los más calificados profesionales de la instalación están disponibles en Soliacero. Ellos podrán ofrecerles todo tipo de soluciones integrales que garanticen una prolongada vida útil de sus techos de acero.

Leave a Comment