El uso de Galvatecho en la arquitectura residencial

La industria de la construcción es cada vez más exigente y tiene la necesidad imperiosa y constante de innovar, por lo que las empresas fabricantes de productos para este sector constantemente trabajan para ofrecer nuevos y mejores productos que satisfagan las necesidades de los profesionales de la construcción así como del usuario final.

Por supuesto, dichos materiales no solo deben ser innovadores, sino ofrecer un alto grado de funcionalidad y durabilidad, además de ofrecer diferentes ventajas y beneficios que faciliten el proceso de diseño, desarrollo y construcción, además de favorecer cualquier tipo de diseño para así potenciar las cualidades de la construcción y reducir el tiempo de trabajo, el consumo de energía y el costo total de la obra.

Y es por todo esto que en un punto de la historia surge la necesidades de crear y utilizar paneles y cubiertas diseñadas específicamente para ofrecer propiedades de aislamiento térmico y acústico, además de ser resistentes, duraderos y prácticos en su uso, por lo que el Galvatecho, y otros productos similares, se ha convertido en el material predilecto de muchos arquitectos y profesionales de la construcción al momento de diseñar y desarrollar diferentes proyectos arquitectónicos.

Una de las razones por la que este material en específico es una de las primeras opciones para muchos es la tendencia moderna en el ámbito residencial de contar con techos metálicos o de apariencia metálica, pues esto le da un aspecto sumamente agradable a las construcciones además de ofrecer ventajas que otras alternativas no, lo cual ha convertido este material en la elección más popular de la mayoría de personas que inician un proyecto residencial.

Pero, ¿cuál es la razón por la que el metal se ha convertido en uno de los materiales predilectos para arquitectos, ingenieros y el público en general?

Contrario a lo que se puede pensar, el metal como elemento de la estructura y conformación de una casa o edificio ofrece una gran cantidad de beneficios a usuarios y trabajadores por igual, ya que por sus propiedades físicas e incluso químicas, además del tratamiento y proceso de fabricación al que es sometido en las plantas de producción, ofrece ventajas y usos muy particulares que resultan sumamente favorecedores para el entorno y la estructura de muchas casas y construcciones residenciales.

En general, este tipo de paneles está conformado por dos láminas de calibre similar que están unidos y entre ambas placas se encuentra una capa de espuma de poliuretano. El espesor de cada panel varía dependiendo de las necesidades del proyecto, al igual que la longitud. De igual forma, el acabado de cada pieza es diferente y tiene diferentes características, según las necesidades y el tipo de uso que se le da al material, además del color, que puede elegirse según el gusto del comprador, siempre y cuando el fabricante cuente con el tono en su catálogo.

Estas cualidades, propiedades y características del Galvatecho lo hacen un material de uso común en la actualidad ya que a un gran número de personas le gusta utilizar techos metálicos, en primer lugar porque se trata de un material ligero tanto para su manejo y colocación como para la estructura de la casa. En el caso específico de estas placas, su peso es considerablemente bajo, habiendo modelos cuyo peso puede ser inferior a los 20 kg/m², mientras otro tipo de materiales pueden superar la centena de kilogramos.

Debido a su composición y la forma en que se entrega, además de su peso, este tipo de material es fácil de manejar, trasladar e instalar, ya que se entrega al cliente o a los trabajadores en forma de hojas acorde placas o planchas, a  las necesidades y requerimientos de este. Esto ayuda a que la instalación de las placas se lleve a cabo entre uno y tres día máximo, dependiendo del tamaño de la casa.

La resistencia y durabilidad son otras dos características y ventajas que el Galvatecho ofrece a los usuarios y que lo han convertido en un material muy demandado en este sector, ya que contar con un techo construido con este producto garantiza prácticamente al 100% una alta protección del hogar contra elementos como la lluvia, el fuego, la nieve, el granizo, el moho, fuertes vientos, entre otros, y un tiempo de vida útil de más de 20 años.

Adicional a esto, este tipo de material ofrece una gran capacidad de aislamiento térmico y acústico, por lo que su uso en el hogar es sumamente eficiente al momento de favorecer la conducción y mantenimiento de una temperatura estable al interior de la casa, ya que refleja los rayos del sol, no absorbe calor ni permite que este escape. Esto implica que el uso de sistemas de calefacción y aire acondicionado se reduzca considerablemente, lo que implica un ahorro económico y energético.

Gracias a su practicidad, otra ventaja que este material ofrece es la posibilidad de llevar a cabo diferentes diseños en el techo, ya que por su presentación es posible colocarlo en diferentes posiciones y con varias formas sin inconvenientes. Por lo tanto es posible tener una cubierta a dos aguas, un techo completamente a nivel, con una mínima inclinación o incluso con formas mucho menos comunes.

Desde luego, el costo del Galvatecho es un beneficio más que este producto ofrece y por el cual los profesionales de la construcción lo recomiendan y los usuarios finales lo prefieren, ya que se trata de un material cuyo costo es considerablemente menor al de cualquier otro material utilizado para la construcción y colocación de techos, costo menor que no solo se refiere al factor monetario, sino también a un menor costo en cuanto a tiempo y esfuerzo.

Y hablando de costos, gracias a su conformación y proceso de fabricación y acabado, este producto particular no solo ofrece los beneficios ya mencionados, sino requiere un mínimo trabajo de mantenimiento que suele limitarse a la limpieza regular del techo, además de no requerir reparaciones constantes ni impermeabilizado, gracias a su gran resistencia y durabilidad.

En el aspecto ecológico también resulta un material ideal ya que su proceso de fabricación es rápido y poco contaminante, su colocación no requiere materiales o elementos poco amigables con el medio ambiente y, si fuera el caso, al ser reemplazado o retirado el techo, el material es completamente reciclable, ya que por su naturaleza es un producto que no pierde sus propiedades y, en consecuencia, no deja de ofrecer beneficios.

Y es por todo esto que la industria de la construcción suele utilizar con frecuencia este material para el techado de diferentes proyectos y el ámbito residencial no es la excepción, pues la arquitectura moderna contempla frecuentemente el uso de materiales de este tipo como parte importante de la estructura de las casas y no solo eso, ya no se trata únicamente de arquitectos e ingenieros con métodos e ideas vanguardistas e innovadoras que sugieren el uso de estos productos, sino los mismos usuarios finales son quienes solicitan que se utilice algún material de este tipo.

Por supuesto, la consideración final a este respecto es que se utilice para el techado de cualquier casa o residencia, Galvatecho de primera calidad, que cuente con todas las cualidades mencionadas y ofrezca todos estos beneficios, para lo cual es necesario adquirir el producto con el mejor proveedor y distribuidor de este tipo de materiales, lo cual, por fortuna, implica una única opción: Soluciones Integrales en Acero.

Leave a Comment