Importancia de los productos de acero en la construcción

El acero es actualmente el material de la industria de construcción por excelencia, debido a sus excelentes propiedades, por ejemplo, resistencia, durabilidad, maleabilidad entre otras. Es la materia prima para fabricación de diversos productos estándar, entre los que destaca la viga IPR, láminas, techos, entre otros. No hay un material que lo supere, pese a las innovaciones constantes que se han hecho, sin embargo, es importante adquirir acero estructural de calidad con proveedores reconocidos para percibir sus beneficios.

¿Por qué es indispensable el acero estructural en las construcciones?

Las propiedades mecánicas del acero, asimismo, su resistencia a la oxidación y apariencia agradable lo vuelven una opción perfecta para todo tipo de proyectos de construcción. su uso es común en todo el mundo como material estructural, además, es el preferido para muchos sectores de la industria por ser una solución sostenible, lo que es muy apreciado en la actualidad. Varias industrias disponen de él, sin embargo, la de la construcción es el sector de mayor importancia, según la Worl Steel Association. Los aceros estructurales representan hasta el 50 por ciento de la producción global, además, son usados por su eficiencia y flexibilidad.

Tanto la durabilidad como eficiencia del acero estructural se relaciona con las propiedades mecánicas. Consiste en una opción mucho más fuerte que otros materiales y posee una relación peso/fuerza mayor. Gracias a ello es posible la construcción de edificaciones ligeras, las cuales equivalen a fundaciones con menor costo y extensión. Sus propiedades permanecen estables durante muchos años, además, poseen la capacidad de absorber la energía de los sismos si se respaldan con tecnologías arquitectónicas específicas.

Se combina a la perfección con otros materiales de construcción, por ejemplo, el vidrio y la espuma de poliuretano, con el fin de producir y diseñar soluciones de ingeniería y arquitectura que ofrezcan fiabilidad, funcionalidad y estética. El acero estructurase compone por hierro puro, metaloides y metales variables; los últimos le confieren sus excelentes propiedades. Con respecto a la cantidad de carbono, tiene que estar por arriba de 0.03% y debajo de 2%.

Para su fabricación se obtiene arrabio a partir del mineral de hierro. Se trata de un material de gran dureza, pero frágil, por lo que es sometido a refinamiento para disminuir el porcentaje de carbón sin que se pierda su resistencia. Tras el proceso se obtiene acero en bruto con un porcentaje próximo al 2% de carbono. Después es enfriado y pasado por el proceso de acabado, el cual puede ser por moldeo, laminación, forja o trefilado. Para ello es calentado previamente y sometido a tratamientos térmicos, con los que es posible lograr las propiedades químicas y térmicas requeridas.

El acero que más utiliza la industria de la construcción es el laminado, el cual consiste en convertir el acero en bruto a temperaturas elevadas en productos con formas específicas para fines constructivos. Para lograrlo se utilizan máquinas de gran potencia conocidas como laminadoras, las cuales están formadas por cilindros paralelos. El proceso optimiza considerablemente sus propiedades, elimina las imperfecciones, por ejemplo, oquedades, lingote, etcétera, y alarga los cristales de acero en la dirección del proceso. Se obtiene así un producto con excelente homogeneidad, y se mejora sus cualidades de resistencia a compresión, cizalladura y tracción, además se confieren otras como dilatación y elasticidad.

¿Qué productos estructurales se obtienen a partir del acero?

Una de las razones por las que el acero es tan utilizado, es por la gran variedad de productos que pueden derivarse de él tras diversos procesos. Los procesos más comunes son:

  • Trazado y corte. El trazado consiste en la etapa previa a los cortes. Si los últimos son rectos, su control se efectúa a través de topes; para los que tienen forma particular, se efectúa con fotocélulas o por control numéricos.
  • Permite la corrección de deformaciones en chapas o perfiles causadas por el transporte, almacenaje, producción, empalmes, sometimiento al calor, etcétera. Puede realizarse por conformación mecánica o térmica. Los mejores resultados se consiguen con trenes de rodillo o en frío con prensa.
  • Se realiza con prensas en chapas planas, y es posible que sea al aire con espesores medianos o alto, o a fondo con espesores bajos.
  • Se efectúa con sistemas de tres o cuatro cilindros.
  • Taladrado y punzonado. Se realiza para la apertura de tornillos. Es importante que el trazado sea preciso en las posiciones de los ejes. Se utilizan dos sistemas básicos, los equipos automáticos o el perforado simultáneo.
  • Ensamblado o armado. Consiste en la unión de piezas con el fin de crear una unidad de envío a obra. Puede abarcar operaciones sencillas, por ejemplo, la colocación de rigidizadores, o difíciles en las que se unen chapas y perfiles con diversas soldaduras.

Los productos que se obtienen tras estos procesos y que en Soliacero ofrecemos son diversos, entre los que destacan los siguientes:

Lámina acanalada

Se trata de un producto constructivo bastante conocido y usado con amplitud por la industria de la construcción, el cual se distingue por sus hojas metálicas que presentan distintas geometrías, perfiles, anchos, espesores, acabados, longitudes y colores. Puede usarse en una gran variedad de aplicaciones, por ejemplo, en granjas, escuelas modulares, naves industriales e incluso residencias. El proceso más común en las láminas es el galvanizado, el cual se consigue mediante limpieza con químicos, cepillado, precalentado e inmersión en zinc o zinc-aluminio y pasivado aceitado.

Tras obtenerse el acabado, el material es rolado con una maquinaria para la obtención de la lámina acanalada y distintos perfiles. Los más comunes son el perfil rectangular, entre los que destacan la lámina r-101, r-72, rd-91.5, rd-90 y en 100/35. Cada uno presenta características singulares y aplicaciones diversas, aunque todas pueden usarse para bodegas, naves industriales, edificios rurales y construcciones en general. Otro perfil que trabajos en Soliacero es el ondulado, el cual abarca tipos como el O39 y O100.

Para una óptima adecuación de la lámina acanalada, deben considerarse aspectos como el clima, la cantidad de traslapes transversales, pendientes, separación entre apoyos y longitud de la vertiente. Tal consideración tiene el fin de garantizar cubiertas impermeables. En caso de riesgos y utilizan elementos como pijas, selladores, y molduras.

Losacero

Consiste, al igual que la lámina acanalada, en una estructura para diversos tipos de techo. Se trata de un acero estructural usado con amplitud, incluso en construcciones sofisticadas como la Torre Bancomer en Paseo de la Reforma, debido a que su uso conlleva costo bajo, seguridad y velocidad de instalación. Para su fabricación se parte de un rollo de lámina zintro que es sometido al proceso de rolado para la obtención de un acanalado con crestas. La losacero puede fabricarse en diversos calibres, por ejemplo, 18, 20, 22, cada uno con aplicaciones diversas. El primero se usa para estacionamientos mientras que los dos últimos para entrepiso.

La losacero  forma parte del sistema de entrepiso metálico, junto con otros elementos como viga, malla electrosoldada y perno cortante, asimismo, el término comprende la interacción de cada uno de ellos. Su instalación se realiza con suma facilidad. Primero se alinean las piezas y la lámina es fijada con perno de cortante. En el calibre 22 se usa una arandela. Posteriormente se coloca la malla electrosoldada, que permite la absorción de los cambios de temperatura y que la losa no presente agrietamientos. Por último, se coloca el concreto con uniformidad.

En Soliacero ofrecemos dos tipos: 25 y 15. El primero usa un perfil laminado diseñado para anclar a la perfección con el concreto y formar la loza o entrepiso. Se recomienda para edificios corporativos, centros comerciales, hoteles, estacionamientos, hospitales, etcétera. El segundo es un sistema desarrollado para uso en losas de entrepisos metálicos en edificios. Se fabrica en planta con una roladora estacionaria, a partir de rollo de acero Ternium Zintro. Su acanalado permite que se utilicen conectores para el efecto de viga compuesta y aumentar la capacidad de carga del sistema de losa.

Arcotecho

Se trata de una cubierta con forma curva y autosoportante, la cual se usa en sitios con claros amplios. Destaca por no necesitar una estructura intermedia y por ser una solución rápida y de fácil instalación. Se utiliza con amplitud para colegios, canchas deportivas, hangares, gimnasios, mercados, albercas, naves industriales y almacenes, estacionamientos, invernaderos, etcétera. Destaca también por su excelente resistencia, estética, y por su uso en áreas abiertas en donde no es posible disponer de columnas.

La forma curva del arcotecho es útil para crear arcos o bóvedas cilíndricas, con apoyos articulados fijos, además, presenta notables ventajas, por ejemplo, ahorros en mano de obra y material, instalación en cuestión de horas, eliminación de estructuras de soporte por lo que posee mayor espacio útil, puede prescindir de columnas interiores y proporcionar espacios interiores sin obstáculos.

El arcotecho que ofrecemos en Soliacero se fabrica a partir de rollos de tres pulgadas, ya sea galvanizado o pintado. El primero se fabrica mediante inmersión en caliente continuo, con el fin de lograr cintas y bobinas de distintas designaciones de masa de recubrimiento metálico de zinc con diversos acabados. El segundo se fabrica por inmersión en caliente y la aplicación de recubrimiento orgánico en línea continua.

Panel aislado muro

Se trata de módulos prefabricados, los cuales se fabrican con dos capas de acero y en medio una de espuma de poliuretano inyectado. Su uso es sumamente conveniente para aplicaciones modulares, en las que el tiempo en la construcción y ahorro de dinero es crucial. Hay diversos tipos, con características y aplicaciones distintas, sin embargo, todos cumplen con la finalidad de asilar los interiores de las variaciones del clima y el ruido. Sus propiedades aislantes reducen el uso de sistemas de climatización, además, su apariencia es excelente y requieren de mantenimiento mínimo. Los paneles son 100% reciclables, y pueden instalarse y desinstalarse según los requerimientos de los usuarios.

Hay diversos tipos, sin embargo, el más utilizado es el multymuro. Consiste en un panel tipo sándwich ideal para múltiples aplicaciones como faldones o fachadas en naves industriales, aulas escolares, centros comerciales e incluso viviendas temporales. Posee una óptima resistencia estructural y a las variaciones de la intemperie gracias a los sustratos del material. Se fabrica en espesores diversos: 1 -1/2”, 2”, 2 -1/2”, 3” y 4”. Sus colores son blanco y arena y sus acabados son embozado y liso.

Otro ejemplar el multymuro arkibir, el cual es útil para acabados arquitectónicos debido a su apariencia. Su recubrimiento puede ser dura plus o poliéster estándar, se fija de manera oculta con clips y su unión se realiza mediante el sistema off-set.

Otros tipos, además del multymuro, que ofrecemos en Soliacero y cuyas especificaciones están disponibles en nuestro catálogo de productos son:

 

  • Superwall frigo.
  • Superwall clean.
  • Superwall Ca.26-Inox.
  • Hipertec Wall Sound.

Panel aislado techo

Consiste, al igual que los paneles para muro, en módulos tipo sándwich con acero pintro o galvanizado, según el tipo, y con un núcleo de espuma de poliuretano. Esta última es la que le confiere sus propiedades de aislamiento, y lo vuelve ideales para cuartos limpios, refrigerados, cabinas de aislamiento acústico, e incluso hogares o comercios donde se desee reducir el consumo de electricidad en aire acondicionado.

Hay diversos tipos entre los que destacan el multytecho y galvatecho, los cuales son los más utilizados. El primero es el único que posee un sistema de fijación oculta, además, está conformado por dos láminas de acero pintro con grado del acero 37 ksi y un núcleo con una densidad de 36 a 40 kilogramos por metros cúbicos en función del espesor y fórmula del módulo. Se usa para cámaras de refrigeración, caseta, almacenes y naves industriales, etcétera. El galvatecho se diseña para cubiertas en toda clase de construcción, y posee una unión de traslape panel-panel que permite reducir notablemente los tiempos de instalación.

Otro ejemplo es el glamet que consiste en un panel inyectado en línea continua con poliuretano expandido de alta densidad, el cual posee elevada resistencia mecánica, posibilita suprimir la instalación de cielo raso/plafón, posee óptimo acabado externo e interno, ligereza y aislamiento térmico y acústico. Su uso es recomendable para fachas por la rigidez que otorgan sus nervaduras y para edificaciones industriales, comerciales y residenciales. Hay distintos tipos de paneles aislados para techo que ofrecemos en Soliacero, cuyas especificaciones técnicas están disponibles en nuestro catálogo:

  • Glamet L/V.
  • Glamet DRY.
  • Glamet clean.
  • Glamet Cal.-26 Inox.
  • Hipertec roof sound.

Varilla corrugada

Se trata de una clase de acero laminado, la cual se diseña para la construcción de piezas estructurales de concreto armado. Consiste en una barra que en su superficie posee corrugas o resaltos, los cuales no son hechas por mero capricho, sino para que el concreto pueda adherirse mejor. Poseen excelente ductilidad, lo que permite que la varilla corrugada se doble y corte con facilidad, siempre que se use equipo adecuado.

Cuando se disponen varias varillas en conjunto, reciben el nombre de armadura, el cual es de mucha utilidad para soportar cierto tipo de esfuerzo en combinación con el concreto. Las armaduras pueden satisfacer funciones constructivas o de montaje y utilizarse para evitar que el concreto presente fisuras. La presentación de la varilla corrugada varía según los requerimientos del proyecto y hay presentaciones de 5/8”, 3/8”, ½”, 5/8”, ¾”, 1”, 1 ¼” y 1 ½”. Las varillas presentan diversas marcas que deben cumplir con las normativas nacionales e internacionales, por ejemplo, NMX-B-457-CANACERO-2013 que aplica para los grados 46 y 52.

Molduras de acero

Su función principal es proporcionar una unión que posibilite presentar obras funcionales, limpias y estéticas. Presentan diseños y formas particulares según su aplicación, entre los que destacan:

  • Su función es unir techos de dos aguas. Es fabricado en lámina galvanizada, y pueden ser dentados o lisos según la lámina con la que se coloque.
  • Destaca por su forma de U, que es de utilidad para que el agua sobre las cubiertas transite de forma uniforme mediante una bajada pluvial en las esquinas.
  • Se trata de tubos de acero que proporcionan a los cables protección contra interferencias.
  • Son hojas de acero formadas en ángulo rígido que proporcionan protección, estabilidad y fuerza. Su medida se compone de alas, espesor y largo; y, como su nombre lo sugiere, se colocan en las esquinas a manera de refuerzo.

Tuberías y perfiles

Se trata de piezas usadas en las estructuras de edificaciones y obras civiles. Hay diversos tipos, entre los que destacan:

  • Tubería cédula. Se fabrica a partir de lámina rodada fría o en caliente, con distintos grados de acero para obtener múltiples calidades para distintas aplicaciones, por ejemplo, comercial, industrial y automotriz.
  • Perfil HSS. Se trata de elementos estructurales huecos, los cuales se sueldan y forman en frío. Se utilizan atornillados o soldados para la creación de puentes, edificios, entre otras estructuras.
  • Perfil polín. Son productos derivados de lámina doblada, comúnmente en tipo C, los cuales se fabrican en alta resistencia o calidad comercial. Pueden ofrecerse negros o pintados.
  • Viga IPR. Poseen la forma de una I o H mayúsculas y se utilizan para la creación de columnas. Su función es aguantar las cargas de las losas o elementos planos que se coloquen encima de ellas. Pueden usarse como refuerzo estructural para manufacturas de distintos tipos.

Si desean adquirir cualquiera de los productos de acero para la construcción mencionados, contáctennos a través del teléfono (595) 688 5470, WhatsApp +52 (55) 3496 0007 y +52 (55) 3480 2443 o llenen el formulario que encontrarán en la sección de contacto de nuestro sitio web.