Lámina acanalada: una solución recurrente

Ya sea país tercermundista o de primer mundo, se esté en una estructura que se busque preservar por mucho tiempo o en una instalación móvil o desechable, el uso de la lámina acanalada es innegable. Por ello, su uso ha tenido muchas variantes y se las puede encontrar hechas de diferentes materiales como la fibra de vidrio, el metal y el PVC.

En esta entrada, se comprenderá un poco la razón de su estructura, la cual permitirá hablar un poco de las muchas ventajas que tiene, así como las variables que ofrecen sus diferentes materiales. Soluciones integrales en acero proporciona un servicio que no sólo se remite al abastecimiento del material, sino a su instalación y a la asesoría para elegir la mejor opción y asegurar la durabilidad y funcionabilidad esperada por el cliente.

Para empezar, habría que preguntarse: ¿Qué es una lámina acanalada? Es un objeto rectangular de tamaño variable que puede estar hecho de acero, fibra de vidrio u otros materiales resistentes. Dicho rectángulo se caracteriza por no ser una plancha plana como cualquier otro tipo de lámina, sino que está moldeado con canales de semicilindro a lo largo de todo el cuerpo.

Estos canales se crean con una máquina especial. El procedimiento consiste en pasar por dicha máquina la estructura plana a través de una banda transportadora, unos rodillos le pasan por encima y van creando los surcos en la pieza, ésta se corta cuando se consiga el tamaño deseado. No obstante, el modelo puede variar. La forma del canal se ha diversificado con el fin de brindar otras utilidades.

Las ventajas que tienen estas láminas son muchas, en parte, se debe a que posee casi las mismas ventajas de cualquier uso de otra placa. La primera es la movilidad. Existe una evidente facilidad de transportación por su facilidad de carga. Al ser una simple plancha con un grosor mínimo, su peso no es alto. Aunque es claro que sí varía según el material, pues no es lo mismo usar una de acero que una de polímeros.

La segunda ventaja es la maleabilidad. Muchos de los materiales permiten que esta se pueda doblar de diversas formas para armar estructuras con formas circulares, como hangares.

Por el momento, todas las ventajas no dejan de ser las mismas de cualquier otra placa plana no acanalada. Para comprender el resto de las ventajas, hay que tener en cuenta la estructura ¿Por qué crear surcos en una lámina? Se puede sugerir un experimento:

  • Tomar una hoja de papel cualquiera. Ponerla en la palma de la mano, procurando que esté a lo ancho y que la palma lo sostenga lo más al centro que se pueda, para darle más soporte a la hoja ¿Qué ocurre? Esta se dobla pues la estructura plana sede ante la gravedad al no poder repartir el peso que le da el soporte (la mano) al resto de la pieza. De igual forma, si se intenta colocar de forma recta perpendicular, como si fuera un muro, esta se cae al instante.
  • El siguiente paso es hacer dobleces en la hoja a lo largo de la misma. Una vez que quede con estos surcos de forma triangular. Repetir el mismo proceso, y poner la hoja a lo ancho sobre la palma ¿Qué ocurre? La hoja se mantiene derecha y no se dobla. Incluso, si le la levanta como si fuera un muro de manera perpendicular, dura un poco más en esa posición, si no es que se mantiene ahí.

Este efecto físico es la muestra de que su estructura peculiar distribuye el peso y logra mantenerla en una misma forma, lo cual facilita su uso en la creación de estructuras con el uso de menos soportes.  Esa es la tercera ventaja, lo que también supone que, durante su instalación, será un poco más manejable y fácil de cargar sin que ocurran cambios en la forma de la pieza de forma constante y frustrante. Esa misma forma también asegura que también distribuya el peso de mejor manera de lo que se pose sobre ella. Lo cual lo vuelve más resistente, y un aliado muy importante en las estructuras.

Por ello, en casas de familias de escasos recursos vemos que muchas veces sus casas sólo tienen estas láminas como techo, pues no requieren de mucho soporte y son resistentes. Esto también se transporta al sector ambulante o a cualquier persona que quiera hacer una estructura improvisada cuyo objetivo no sea preservarse por mucho tiempo, pues es muy fácil de instalar y colocar. No obstante, para trabajos más pesados y cuyo objetivo sea crear estructuras más duraderas y firmes, se puede contar con el apoyo de los servicios de instalación y asesoría que ofrece Soluciones integrales en acero.

Como se puede observar, el material contribuye a potenciar algunas de estas ventajas y dependen de los usos que se les quiera dar. Por ejemplo, uno de los productos tan variados que tiene el catálogo de Soluciones integrales en acero es la lámina acanalada R-101. Sus canales siguen la forma trapezoidal. Los materiales de los que se tiene existencia es acero Terium Zintro, Ternium Zintro Alum y Ternium  Pintro. Se puede usar en muros, cubiertas de naves industriales y bodegas.

Otro ejemplo es el Poliacryl G5, que es un laminado a base de resina de poliéster y acrílico, con reforzado de fibra de vidrio. Este es más sencillo de trabajar, muy liviano, traslucido, viene en varios colores y, lo más importante, cuenta con Gel Coat, que lo hace más resistente al clima. La diferencia entre estos dos materiales es que el primero sirve para construcciones de tipo más pesado, y el segundo puede ayudar en aquellas edificaciones que necesiten la entrada de luz.

Para consultar tamaños y posibilidades de uso de la lámina acanalada no olvidar contactar con la empresa, pues el uso de ésta y sus materiales son tan diversos como se puede apreciar que es mejor contactar con los especialistas de Soluciones integrales en acero para encontrar la mejor opción, así como la instalación, si fuera necesario.

Leave a Comment