Lámina de acrílico o vidrio, ¿Cuál es la mejor opción?

Publicado: 9 diciembre, 2019

La lámina acrílica tiene una gran variedad de aplicaciones en la construcción, las más importantes son como tragaluces en los techos, como sustitutos del vidrio en las ventanas, e inclusive se pueden utilizar en muros que deben dejar pasar la luz, gracias a que es muy difícil dañarlo, es muy resistente al impacto y puede resistir movimientos y vibraciones sin romperse,

Por lo anterior, se ha convertido rápidamente en un material sustituto de productos como el vidrio, que se ha utilizado durante siglos para tener una zona donde pase la luz natural y no depender tanto de la luminaria artificial. El vidrio se rompe fácilmente y puede ser difícil de transportar, ya que requiere cuidados especiales para que no se dañe; además, una vez que se rompe es extremadamente peligroso, lo que lo convierte en una opción impopular para construcciones donde la seguridad es una prioridad, ya que inclusive en su formato templado se fragmenta en decenas de pedazos pequeños.

Por otra parte, las láminas de acrílico transparente tienen propiedades ópticas más claras que el vidrio, particularmente cuando se fabrican con un grosor determinado, por lo que dejan entrar más luz solar en su habitación, oficina o nave industrial. Al ser un material sintético y muy versátil, se puede teñir o dar acabados para que no sea totalmente trasparente, únicamente traslúcido para permitir el paso de diferentes intensidades de luz.

Si bien estos dos materiales son completamente diferentes, comparten algunas características: no se ven afectados por la exposición al sol o la niebla salina y son 100% reciclables, lo que permite que sean ideales para la construcción; aunque la lámina acrílica puede tener un peso ligeramente mayor, sus ventajas lo compensan.

Combinación del acrílico con la lámina acanalada

La ventaja que coloca a la lámina acrílica sobre el vidrio es que su forma, tamaño, resistencia al impacto y flexibilidad permiten utilizarla en combinación con láminas acanaladas y arcotechos en la construcción de techos y cubiertas de una gran variedad de construcciones, como naves industriales, zonas deportivas, hangares, almacenes, entre otros.

En estas estructuras se utiliza en una proporción del 5 al 15% distribuido para brindar la cantidad de iluminación natural necesaria y así poder ahorrar en el consumo de energía eléctrica. Con el cuidado adecuado, el acrílico puede tener la misma vida útil de las láminas de acero galvanizado y permite la construcción de un techo hermético y de alta calidad para uso industrial.

Sin duda, la lámina acrílica es un material muy superior al vidrio, y para adquirir los mejores para sus proyectos de construcción, visítennos en Soluciones Integrales en Acero, donde contamos con materiales de acero y láminas acrílicas para la construcción, así como soluciones de aislamiento térmico, como el multymuro, galvatecho, glamet, entre otros. Para más información, pueden comunicarse con nosotros a los teléfonos: (55) 6832 1077 y (55) 7035 8791 y al correo electrónico: ventas@soliacero.com.mx.