Lo que se debe saber sobre la lámina acanalada

Saludos a quienes este día nos visitan, les damos la más calurosa bienvenida a este blog de Soliacero (expertos en el mercado del acero y en la distribución de diversos productos elaborados con base en este metal) en el que publicamos información de interés en torno a los productos que ofrecemos, con el fin de obtener una mayor proximidad con el público interesado. Blogueamos en esta ocasión, una entrada que hablará de la lámina acanalada, con la que miles de personas en todo el mundo disponen de construcciones resistentes y con grandes propiedades de aislamiento.

Siendo más precisos, nos enfocaremos en los beneficios y aplicaciones de este producto, asimismo, explicaremos cómo crear un techo a partir de láminas de excelente calidad, como las que ofrecemos en Soliacero. Atendamos, sin más dilaciones, el tema que nos compete en el presente artículo, el cual esperamos agrade a los visitantes.

Sobre las láminas acanaladas: definición, aplicaciones y beneficios.

Seguramente los lectores conocen a las láminas que nos conciernen, aunque sea de manera inmediata e intuitiva, más, es preciso entrar en detalles para entender su funcionamiento y las ventajas que proporcionan a los usuarios. Las láminas consisten en placas de metal, entre otros materiales como el policarbonato o el aluminio, que se emplean para techar o recubrir diversas superficies. Generalmente son distribuidas con una presentación estándar, a saber, en placas de forma rectangular con diferentes medidas según las necesidades de los clientes y las especificaciones de los casos.

Para su confección, se usa un aparato conocido como laminador, el cual está conformado por dos cilindros separados entre sí a cierta distancia. En esta separación pasan los materiales de confección que varían dependiendo de la empresa, (generalmente son de plástico o acero). Además de ser empleadas para la creación de techos y recubrimientos, las láminas se emplean como un método para el aislamiento sonoro y térmico. Este potencial de aislamiento se consigue gracias a que el diseño de las láminas dispersa, inhibe y restringe el paso e ingreso de los elementos externos, como el agua o el ruido.

Una lámina acanalada, pese a parecer una pieza sencilla, tiene una gran capacidad, por lo que es utilizada para diversas construcciones y procesos, algunos de los cuales mencionaremos a continuación:

  • Este tipo de pieza es muy solicitado por las familias, por ello es que suelen encontrarse con facilidad dentro de los vecindarios y zonas residenciales. Se trata de una alternativa más económica que la construcción a partir de cemento, además, su instalación no implica altos  costos y se realiza en cuestión de horas (en comparación con los trabajos de albañilería que suelen durar días).
  • En la industria constructora, suele ser una pieza empleada frecuentemente debido a sus propiedades difíciles de igualar, por ejemplo, su resistencia a la humedad y la corrosión. Gracias a esto son muy empleadas en zonas donde abunda la radiación y el agua, desde construcciones en las costas, obras públicas y civiles, hasta áreas verdes y centros de recreación, establecimientos deportivos, etcétera.
  • En la industria en general, suelen cubrirse los establecimientos y techos con láminas acanaladas, ¿por qué? Por su potencial anticorrosivo que las vuelve perfectas en plantas químicas y de refinación petrolera, fábricas de papel, minería y fertilizantes, entre otras.

Las ventajas que proporciona la lámina acanalada son variadas, entre las cuales destacan: su resistencia química, térmica, climática y acústica; su diseño flexible y de fácil adaptación; su capacidad de aislar elementos externos; su durabilidad y tenacidad física; su mínima manutención; los ahorros de tiempo y costos derivados de su instalación.

¿Cómo crear un techo de láminas acanaladas?

Construir techos es una sencilla labor, aunque es preferible que se realice por expertos. Más, para aquellos ávidos de experimentar y aprender, a continuación daremos una breve guía que seguramente será de utilidad.

  1. Para iniciar, se deben realizar cálculos y medidas del espacio. Después es necesario adquirir las láminas, les recomendamos las de acero, ya que han demostrado ser las de mayor utilidad, además de ser más durables que la competencia.
  2. Una vez seguido el paso anterior, se requerirá de un atornillador (de preferencia eléctrico e inalámbrico), silicón, pinzas de corte y tornillos autoperforantes con dos rondanas, una de acero y otra de goma.
  3. Una vez reunidos todos los materiales de construcción, se debe construir la estructura que servirá de sostén para el techo de láminas. Dicha estructura puede crearse con materiales como el metal o la madera.
  4. Se tienen que colocar a lo largo del sitio travesaños de aproximadamente 3 por 4 pulgadas. Éstos deben estar atornillados en los costados y hacia el interior de la techumbre.
  5. Ya que estén colocados los travesaños, deben ponerse vigas con un espacio de centímetros entre cada una de ellas, las cuales correrán a lo largo de la cubierta.
  6. Cuando la estructura esté completada, deben colocarse las láminas. Deben fijarse con tornillos a las vigas sin demasiada presión para no deformar el techo.
  7. Cada lámina debe traslaparse en sus bordes para inhibir las filtraciones. Para cortar las planchas y hacer ajustes pueden usarse las pinzas de corte. El silicón es para cubrir los tornillos y sellar techos junto a muros.

Como puede observarse, se trata de pasos sencillos que, para evitar negligencias, deben realizarse con sumo cuidado. Esperamos que esta entrada haya sido disfrutable, por ahora nos despedimos esperando su próxima visita en este blog. Recuerden que cuando se trata de acero, nuestra firma es la mejor. Visítennos para adquirir las mejores láminas acanaladas.

Leave a Comment