Losacero: características e instalación

En Soliacero, dedicados a la comercialización de materiales para la construcción, nos especializamos en el suministro de acero de refuerzo, cubiertas, fachadas, aceros especiales y acero inoxidable. Nuestro fuerte compromiso con ofrecer la más alta calidad a nuestros clientes nos ha llevado a distribuir productos de marcas líderes a nivel nacional e internacional como lo es Ternium, empresa dedicada a la producción de aceros largos y planos.

Uno de los productos con mayor demanda fabricados por Ternium es Losacero, un entrepiso metálico que por su gran resistencia y capacidad de carga no falta en el catálogo de Soliacero. Dedicaremos esta entrada de nuestro blog hablar de las características de este producto y de las consideraciones básicas que se deben tener al momento de instalarlo.

Losacero, como hemos mencionado, es un entrepiso fabricado por Ternium. Se compone de un perfil laminado que, al anclarse en el concreto de la estructura, permite formar la losa de entrepiso o de azotea. La función principal de este tipo de entrepiso es cumplir el papel de cimbra para realizar el colado de una construcción, además de brindar refuerzo por flexión a la losa de concreto e incrementar su resistencia a las cargas horizontales.

Este sistema de entrepiso de Ternium sobresale por su gran resistencia estructural y es una excelente solución para eliminar el uso de cimbra de madera en losas de edificios y otro tipo de construcciones, pues tiene una excelente capacidad para interactuar con el concreto.

El sistema de entrepiso fabricado por Ternium está compuesto por una viga de acero, conectores de cortante, losa y un refuerzo por temperatura. Este último elemento es una malla electrosoldada que le da al sistema la capacidad para resistir las tensiones que se le aplican al concreto, el cual es un elemento de compresión que sirve para generar una superficie plana que permita darle un acabado plano a la losa, además de emplearse para rellenar los canales del sistema de entrepiso.

Si bien, este sistema de entrepiso es una excelente solución para diferentes tipos de construcciones, es necesario que antes de comenzar su instalación se evalúe las características de la construcción. Dicha evaluación debe estar a cargo de un ingeniero capacitado que pueda determinar si resulta viable utilizar esta solución, ello con la finalidad de garantizar que el proyecto llegue a cumplir con todos los procedimientos y normas aplicables al proceso de construcción.

En caso de que el ingeniero concluya que se puede proceder a instalar el entrepiso, lo ideal es que la tarea se deje a cargo de especialistas, aunque todos los productos de Ternium se entregan con un manual de instalación y en Soliacero podemos ofrecerte la asesoría que necesitas para que la instalación se haga correctamente.

La primera consideración antes de proceder con la instalación de Losacero es verificar que las conexiones estructurales de la construcción se encuentren correctamente instaladas, o sea, que la periferia de la construcción, ductos, los elevadores y las tuberías cuenten con las vigas de apoyo correspondientes.

En el caso de que el sistema de entrepiso se vaya a colocar sobre una estructura metálica, previamente se deben alinear las piezas que componen el sistema y fijarlo con soldadura o con sujetadores mecánicos según el calibre de la lámina del entrepiso. Para láminas calibre 22 o superior se debe emplear soldadura de puntos de 5/8”, mientras que para calibres inferiores a 22 se pueden usar arandelas de mínimo .05 pulgadas.

Los traslapes naturales se deben coser a cada metro, esto con el fin de evitar que la lámina del entrepiso se desnivele y que durante el proceso de colado el concreto se escurra por los laterales. Una vez que se haya colocado la lámina, por encima del concreto se coloca la malla electrosoldada, que recordemos es el refuerzo por temperatura del sistema. La malla debe instalarse a dos y medio centímetros por encima del concreto para absorber todos los efectos que los cambios de temperatura puedan tener sobre el concreto.

Para colocar el concreto es necesario tener precaución de que la distribución se haga de manera uniforme, esto para evitar que se deforme antes del fragüe. Cuando el proceso se hace mediante el bombeado del concreto, la manguera tiene que mantenerse en el nivel más bajo posible para que el concreto no impacte contra la lámina. Asimismo, para evitar que se deforme la lámina del entrepiso se deben colocar tablas sobre el sistema, esto permitirá distribuir bien el peso sobre las láminas para transitar de manera segura sobre ellas.

Un punto a tener en consideración cuando el sistema se emplee en azoteas es la importancia de la impermeabilización de la superficie. Con la impermeabilización se evitará que el agua y humedad llegue hasta las láminas del sistema, lo que podría originar que el material sufra de corrosión y se estropee.

Es justamente por los riesgos de corrosión que no es recomendable utilizar este tipo de sistemas de entrepiso en espacios a nivel de suelo o subterráneos, en estacionamientos a la intemperie ni en ningún sitio donde se llegue a presentar filtración de agua desde las instalaciones hidráulicas ni sanitarias, y en caso de que se dé este problema es necesario aislar las láminas con ductos y mangueras.

Si deseas recibir mayor información acerca de este sistema de entrepiso de Ternium, te invitamos a que te mantengas al pendiente de este blog, o bien, puedes contactarnos para solicitar detalles acerca de las características del producto. No te olvides de visitar el catálogo en línea de Soliacero en el que encontrarás las fichas técnicas de los productos que ponemos a tu disposición.

Leave a Comment