¿Puede el glamet ayudar a cuidar el medio ambiente?

Hola a todos, sean bienvenidos a esta nueva entrada del blog de Soliacero, la empresa mexicana en la que todos sus colaboradores nos hemos planteado como meta brindar soluciones de alta practicidad, eficiencia y funcionalidad usando el acero como materia prima. Y a nosotros, el equipo de redacción de estos artículos, nos corresponde informarte de los beneficios que buscamos ofrecer con tales soluciones. Por supuesto están orientadas a nuestros clientes, pero también van dirigidas, en última instancia, al bienestar de la población en general. Y es por ello que en esta entrada planteamos la pregunta que aparece en el título: ¿el glamet es beneficioso para la salud del planeta? Busquemos juntos la respuesta en las siguientes líneas.

Como ya sabes, la gran mayoría de los productos de Soliacero están pensados para ser empleados en el sector de la construcción. Es importante destacar que hoy en día, todo proceso de construcción debe orientarse a ser tan eficiente como sea posible en lo que se refiere al consumo de energía. No es un secreto que en México, el sector de la construcción está creciendo a pasos agigantados, basta ver cómo las grandes ciudades del país están llenas de obras en proceso, sin importar hacia donde miremos. Y esto no constituye una situación exclusiva de México, sino que ocurre en todo el mundo. Y está bien, es parte de la evolución y de los avances; no obstante hay que tomar en cuenta que hoy en día la ciencia ha hecho importantes descubrimientos en torno a fenómenos como el calentamiento global, y de éstos se desprende el hecho de que a mayor número de construcciones, éstas necesitan más energía que las alimenten, y por lo tanto se emite una cantidad de dióxido de carbono que se incrementa día con día y que daña el ambiente produciendo tal calentamiento.

Si bien hay un buen número de formas distintas en que los edificios, por muy modernos que sean, consumen energía, queremos concentrarnos para los fines prácticos de este artículo en el rendimiento que tiene que ver con la entrada y la salida del aire. En términos generales, hay que entender lo siguiente: es común que la temperatura a la que se encuentra el aire que fluye fuera de los edificios sea más baja que la del aire que corre al interior de éstos. Y si el edificio no es suficientemente hermético, el aire caliente escapará constantemente calentando el del exterior. Y además, se requerirá una mayor demanda de calor al interior, por lo que será necesario contar con equipos de calefacción que permitan mantener una temperatura agradable para todos los ocupantes.

Lo anterior significa que se requerirá también mayor energía para calentar el edificio porque el calor está escapando a falta de la hermeticidad. Y aquí es donde resulta sumamente importante considerar el uso de materiales que den esta cualidad a las construcciones. Por ello, el glamet se presenta como una excelente opción, ya que su proceso de fabricación y los materiales con los que están elaborados los paneles lo vuelven un material con un alto grado de hermeticidad.

Y no sólo se trata de un beneficio para el ambiente, ya que si se necesita invertir en mayor cantidad de energía eléctrica para cubrir la demanda de calefacción, esto también tendrá un impacto negativo en la economía de la empresa, si se trata de un edificio utilizado con este fin, o en el bolsillo de la familia, si se trata de un domicilio residencial. Además de que como ya se dijo, aumentarán las emisiones de gases pues las plantas productoras de energía tendrán que producir mayor cantidad de energía, arrojando más dióxido de carbono al aire.

Por otro lado, puede llegar a presentarse el proceso inverso. Es decir, que en época de calor o en lugares con climas cálidos, la temperatura ambiente del aire sea mucho mayor en el exterior y que se requiera mantener el edificio a una temperatura menor, libre del calor que haga imposible la estancia. Para tal efecto se requieren sistemas de aire acondicionado y ventilación que, evidentemente, también consumen energía eléctrica. Y cada vez que se deje escapar el aire frío y entrar el aire caliente, se requiere un mayor gasto de electricidad, lo cual también va en detrimento tanto del ambiente como del bolsillo, ya que hay que cubrir el pago de mayor uso de energía.

En términos sencillos, el glamet es una estructura que puede funcionar como cubierta y que por su estructura de tipo “sándwich” está compuesta por un par de láminas con un recubrimiento galvanizado, lo cual genera un aislamiento térmico con respecto del exterior. Es importante destacar que es un material de gran versatilidad, por lo que es apto para un buen número de construcciones y se puede usar tanto en interiores como en exteriores, ya que puede ocurrir que dentro de un edificio se cuente con cámaras refrigerantes para guardar alimentos o medicamentos, por ejemplo, y que también requieran de un aislamiento térmico. Asimismo, es útil para usos en comercios, empresas o incluso residencias.

¿Qué te parece? Quizás no sabías que al utilizar el glamet también podrías contribuir al cuidado del ambiente y a la salud de nuestro planeta. Te invitamos a que visites la página de Soliacero y el catálogo donde podrás analizar y comparar las especificaciones de cada producto y, de este modo, hallar el que sea más útil para resolver y satisfacer las necesidades de tus proyectos de construcción.

Leave a Comment