Tipos de paneles prefabricados y la ventajas de multymuro

En las obras de construcción en que se requiere de soluciones que permitan agilizar los tiempos de trabajo y al mismo tiempo, elevar el nivel de seguridad, optar por muros prefabricados puede ser la mejor opción. Hoy en día son los muros prefabricados de Ternium, Multymuro, son los más populares gracias a las múltiples ventajas que ofrecen y a su versatilidad, sin embargo, resulta conveniente conocer las diferentes opciones que existen en el mercado, sus características y beneficios para elegir el que se adecue de mejor manera a los requerimientos específicos del proyecto de construcción en cuestión. Por ello, en esta ocasión te hablaremos de los diferentes tipos de paneles prefabricados que se pueden utilizar como muros en una construcción, de sus ventajas y desventajas y posteriormente nos enfocaremos a la presentación de los paneles fabricados por Ternium, que comercializamos en Soliacero, para que tengas una idea clara de por qué se han posicionado como los favoritos.

Los muros prefabricados pueden catalogarse según el material que los constituye en paneles de hormigón, paneles de yeso, paneles de poliuretano, paneles de poliestileno y paneles de polietileno o bien, de acuerdo con su diseño estructural en paneles empotrados, de pantalla, de pantalla con tirante, completos y en paneles de lama. Los paneles de hormigón suelen ser los más comúnmente utilizados en ingeniería civil y se caracterizan por brindar una gran rigidez. Este tipo de paneles se fabrican en una planta para después trasladarse a la obra donde serán empleados, o bien, pueden fabricarse directamente en la obra y su función principal es la de contener el terreno para permitir el levantamiento de obras de tipo residencial o comercial sin importar su tamaño.

Existen diferentes clases de paneles prefabricados en hormigón, y como ya mencionamos, pueden distinguirse entre sí por su diseño estructural. Por un lado encontramos los paneles empotrados, conformados por un elemento plano continuo o discontinuo de hormigón armado empotrado en una base. Los empotrados se utilizan para contener y sostener la tierra, por lo que su colocación requiere de labores de excavación que lo privan de una función de revestimiento. Los paneles de pantalla, llamados también de zapata in sito son otro tipo de muros que tienen secciones nervadas continuas y que para su instalación se empotran en una zapata.

Estos paneles reciben los empujes del terreno, son la parte exterior del muro y tienen la capacidad de absorber los esfuerzos cortantes. Por otro lado, los paneles de pantalla con tirante pueden ser planos o nervados y se anclan con un tirante a una zapata. Son utilizados en muros de contención, principalmente en construcciones ubicadas en terrenos de alturas considerables. Los paneles prefabricados completos incluyen el panel y la zapata en una pieza con forma de L, lo que amplía sus posibilidades decorativas y funcionales. Finalmente, los paneles de hormigón de lamas tienen placas transversales que se colocan en contrafuertes que van empotrados a la zapata. Este tipo de paneles por lo regular llevan coberturas vegetales y se colocan con cierta inclinación que permite el crecimiento de la vegetación.

Los paneles fabricados de yeso, a diferencia de los de hormigón, tienen un núcleo incombustible con tratamiento especial para evitar que el material absorba agua y presentan en ambas caras una superficie recubriente de fibra de vidrio. Este tipo de paneles tienen la ventaja de que se construyen en seco, se instalan rápidamente, ofrecen estabilidad dimensional, resistencia contra el fuego, humedad y hongos, resistencia al agrietamiento y a la transmisión de ruido. Sin embargo, es necesario que antes de su colocación se almacenen perfectamente para protegerlos de las condiciones climáticas, pues aunque tengan protección contra el agua no deben mojarse. Otra desventaja de este tipo de paneles es que requieren de la aplicación de un acabado final y de diferentes productos complementarios para su instalación.

Los paneles de poliuretano son muros aislantes tipo sándwich que se componen de un núcleo de espuma de poliuretano cubierto de dos láminas y son precisamente a esta categoría a la que pertenecen los Multymuro de Ternium que ofrecemos en Soliacero. Los paneles de poliuretano ofrecen la ventaja de reducción de gastos, pues gracias a las propiedades aislantes de los paneles se minimizan otras necesidades, como la climatización y la iluminación, en caso de que se utilicen traslúcidos. Además, requieren de un mantenimiento mínimo y se fabrican de materiales completamente recuperables, a diferencia de los paneles de yeso.

Los paneles de poliuretano son modulares y ligeros, se instalan de manera rápida y sencilla, ofrecen un acabado estético y flexibilidad en la construcción, pues pueden añadirse y quitarse módulos en caso de que sea necesario hacer ampliaciones. Los paneles de poliuretano pueden emplearse tanto en muros interiores como exteriores por su gran resistencia y se habilitan en planta, de modo que se economiza en los tiempos de ejecución en obra, además se ofrecen una buena capacidad de separación entre apoyos de la construcción sin que se requiera hacer grandes inversiones en la estructura de la misma. Sin embargo, al igual que cualquier otra solución, esta tiene sus desventajas, siendo estas que la instalación debe realizarla un especialista y que se requieren herramientas especiales para su colocación. Además, en caso de que se requieran paneles con medidas especiales, se tiene que esperar para su fabricación.

Otro tipo de paneles prefabricados son los de poliestireno, también con propiedades aislantes y tipo sándwich, con un núcleo inyectado con espuma de poliestireno y dos láminas metálicas. Estos panales son completamente reutilizables, son resistentes a la humedad, son de bajo costo y son altamente resistentes a la absorción de agua. Entre las desventajas principales de estos paneles se encuentra que se pueden tañar por la radiación ultravioleta, que al calentarse el material se sublima perdiendo rigidez y flexibilidad, por lo que se deben seguir medidas de protección que permitan alargar su tiempo de vida. Además, estos paneles tienen una menor capacidad de carga en comparación con los de poliuretano, así que al momento de instalarse se tienen que emplear retículas más cortas, inconveniente que se ve reflejado en el aumento de costos en estructura de la construcción.

Finalmente tenemos los paneles de polietileno, que en su núcleo presenta espuma de este material formando un bloque. Estos paneles prefabricados son económicos, su instalación es sencilla, no son inflamables, son resistentes al agua y sus materiales se pueden reciclar. Sin embargo, tienen un rendimiento térmico medio y por sus características generales son poco utilizados en construcción y son más empleados en equipos de aire acondicionado y en embalaje, por lo que se recomienda evaluar detenidamente sus propiedades antes de utilizarlo como muro.

 Todos los tipos de muros prefabricados se encuentran disponibles en diferentes niveles de calidad, según la empresa que los fabrica. Te sugerimos que antes de decidirte por un tipo de panel y marca específicos evalúes las necesidades particulares de tu proyecto, según el tipo de uso que le vayas a dar, las características del terreno en el que se ubique y las condiciones a las que se verá expuesto.

En cualquiera de los casos lo mejor es que optes por aquellos que cuentan con certificados de calidad, esto te servirá como garantía de que cumplen con los requerimientos establecidos a nivel nacional o internacional que los avalan como apropiados para las aplicaciones para las que fueron diseñados. En México y otros países de latinoamérica, los fabricados por la empresa mexicana Ternium cumplen con estas certificaciones y, como ya mencionamos, son de poliuretano, los que como seguramente notaste, ofrecen el mayor número de beneficios en comparación con otros paneles prefabricados.

Los paneles aislantes de Ternium Multymuro se pueden instalar en muros y plafones y se componen de dos caras de acero unidos por un núcleo de espuma rígida de poliuretano. Estos paneles se fabrican en un proceso químico continuo para el que se emplea acero Ternium Pintro, galvanizado en zinc o aluminio o zinc y con un acabado de pintura de resinas de poliéster y pigmentos cerámicos que los hacen altamente resistentes a la corrosión y al agrietamiento, además de darles un acabado estético. Los paneles de Ternium son resistentes y duraderos y tienen la propiedad de funcionar como aislantes térmicos. Su instalación es muy sencilla pues cuentan con una unión lateral oculta con un clip de acero galvanizado, por lo que a diferencia de los paneles prefabricados de otras marcas, los de Ternium no requieren forzosamente de la intervención de profesionales.

Los paneles prefabricados para muros se encuentran disponibles en diferentes presentaciones, todos ellos en espesores de 1.5”, 2”, 2.5”, 3” y 4 “ y con caras de acero en calibre 26. En caso de que tengas requerimientos especiales, existe la posibilidad de solicitar paneles en espesores de 5” y 6”. En cuanto a su ancho, los paneles son de 42” con tolerancia de ± 2 mm y se encuentran disponibles en una longitud mínima de 8´2” y máximas de 40.68´ con una tolerancia de ± 5 mm. Si necesitas paneles con medidas que se encuentran fuera de rangos mencionados puedes solicitar medidas especiales, pero para ello te recomendamos hacer una consulta técnica que te permita elegir lo que resulte más funcional y seguro para tu construcción. La espuma de poliuretano empleada cumple con la norma ASTM D1622 en cuanto espesor y con la norma ASTM C-518 en lo referente a conductividad térmica, por lo que cuenta con las certificaciones correspondientes, mismas que puedes consultar en la ficha técnica disponible para descarga en nuestro catálogo.

En próximas publicaciones en este blog hablaremos a mayor profundidad de las características de los paneles prefabricados Multymuro que en Soliacero tenemos para ti. Si deseas solicitar información detallada o una cotización no dudes en contactarnos, para nosotros será un placer atenderte.

Leave a Comment