Recubran sus instalaciones con láminas de policarbonato celular

Si piensan iniciar una construcción, ya sea una remodelación o una obra exigente y desean recubrirla con una pieza resistente, asequible, colorida y de excelente apariencia opten por la lámina de policarbonato celular (makrolon) que ponemos a su alcance. Se trata de una lámina acrílica muy ventajosa, sin embargo, es importante que la conozcan bien para que determinen si es o no la opción conveniente.

¿En qué consiste el policarbonato celular y cuáles son sus propiedades?

Se trata de un material ligero y semirrígido que es fácil mecanizar o curvarse en frío para fabricar láminas acrílicas para la construcción de techos. Las planchas de policarbonato son muy resistentes a las altas temperaturas e impactos, por lo que se usan ampliamente para cubiertas, puertas corredizas, cerramientos, claraboyas e invernaderos. Tal resistencia supera la del metacrilato y la del cristal, sin embargo, puede cortarse fácilmente con una sierra de calar.

Se ha vuelto un producto estándar para la industria del diseño y construcción gracias a su ligereza, flexibilidad y durabilidad. Su manipulación es sencilla, aunque deben considerarse algunos aspectos para su instalación. Puede fabricarse en distintos colores transparente y una amplia variedad de acabados, por ejemplo, un acabado difusor de luz tipo glasé. Este tipo de lámina acrílica presenta diversas propiedades, entre las que destacan las siguientes:

  • Transparencia y brillos superficial (aproximadamente el 20% en policarbonato hielo y 80% en policarbonato transparente).
  • Alta ligereza. Si se fabrica una placa con un grosor similar a otras placas de vidrio y metacrilato, será seis veces más ligero que el primero y tres veces más que el segundo.
  • Capacidad de resistir temperaturas de -40 a 120 °C.
  • Óptima transmisión de luz con protección UV.
  • Excelente resistencia al fuego, además, se derrite en vez de encenderse.
  • Gran capacidad de carga. Una placa con un grosor de 16 mm puede soportar 4 kg/m2.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

Puede adquirirse en diversos acabados y medidas y ofrecerse en forma de plancha. Otros formatos menos solicitados, pero apreciables por su apariencia son el traslúcido, nido de abeja y con estructura de alta resistencia. Se diferencian de las placas de policarbonato compacto por sus láminas de estructura alveolar. Incluso con doble cámara para el espesor de 16 mm es más económico por unidad y ligero, por lo que se recomienda para cubiertas o abovedados.

Sus aplicaciones son muy diversas, entre las que destacan:

  • Elementos de construcción y arquitectura como láminas de acrílico para techo residencial, cubiertas de piscinas, claraboyas, fachadas, invernaderos, domos y techos para estacionamientos, almacenes, naves industriales, cabinas de ascensor, entre otros.
  • Expositores, PLV, señalizaciones, stands, entre otros objetos publicitarios.
  • Elementos de iluminación e interiorismo como mamparas y puertas, estructuras translúcidas o difusores.
  • Piezas artísticas y luminosas como esculturas o ficticios para televisión, teatro y cine.
  • Paneles de protección.
  • Divisorios interiores.

¿Cuáles son las ventajas de las cubiertas de policarbonato celular?

En Soliacero contamos con distintos tipos de láminas acrílicas que ofrecen muchas ventajas en comparación con materiales convencionales, sin embargo, las láminas de policarbonato celular son las más recomendables para cubiertas de cualquier obra. Las recomendamos ampliamente por los siguientes beneficios que ofrecen:

  • Destaca por su transparencia y permite mínimas pérdidas de luz natural en interiores, lo que impacta en la eficiencia energética, ya que minimiza el uso de luminarias.
  • Presenta excelente comportamiento térmico y puede alcanzar valores de transmisión térmica U menores a 1.2 W/m2, lo que permite cubrir amplias superficies con mínimas pérdidas de calor en las temporadas más frías y poco ingreso de calor en las temporadas calurosas por transmisión térmica. Esto es posible por su diseño de múltiples cámaras de aire y puede contar hasta once paredes.
  • El calor puede penetrar por radiación, sin embargo, puede disminuirse este efecto mediante una pantalla que actúa contra la radiación infrarroja. Otras maneras de evitar este problema son el uso de una capa difusora de luz, que no afecta la cantidad de luz que ingresa, lo que mantienen la primera ventaja mencionada y el uso de colores transparentes que funcionan como unas gafas solares y atenúan la intensidad lumínica.
  • La lámina acrílica de policarbonato celular es un producto termostático de alta resistencia, por lo que puede usarse en superficies planas y exteriores con la seguridad de que resistirá adversidades climáticas extremas como lluvias, vientos fuertes granizo, altas temperaturas, tormentas de polvo, etcétera. Tiene una resistencia diez veces mayor que el metacrilato y 250 veces superior al cristal.
  • Posee bajo peso, lo que permite el uso de estructuras ligeras de respaldo y abarata costes en comparación con otros materiales. Facilita también su manejo e instalación y pueden montarse piezas de grandes dimensiones, que permiten el montaje sin requerir muchas personas o grúas.
  • Presenta clasificación al fuego Bs2d0, por lo que puede utilizarse en muchos edificios, incluso los de uso público.
  • Puede doblarse para crear techos curvos o arcos sin requerir costosos procesos térmicos de termoformado.
  • Permite realizar encajes mediante instrumentos manuales de corte, perforación, etcétera, lo que no es posible con el cristal. Tal ventaja hace posible una instalación flexible y sencilla y el material se adapta mejor en la instalación por cubrir.
  • Posee protección contra la radiación UV, lo que no ofrecen otras láminas como las de PVC. Pueden durar por ello hasta diez años sin signos de amarillamiento o envejecimiento.

Como podrán observar son muchas las ventajas que ofrecen las láminas de policarbonato celular, sin embargo, también es importante utilizar materiales adecuados para una instalación satisfactoria. Existen diversas herramientas, que pueden mejorar sus propiedades y multiplicar sus ventajas, entre las que destacan las siguientes:

  • Pueden usarse cintas osmóticas que evitan condensaciones indeseables en el interior de las celdas de la lámina, que con el tiempo pueden formar hongos y reducir el acceso de la luz. Si se complementan con cintas ciegas evitarán también el ingreso de polvo.
  • El uso de perfiles de policarbonato permite uniones entre placas y remates de los lados perforados.
  • Para crear anclajes sólidos y estéticos de las placas hasta las estructuras de sujeción pueden usar perfiles universales.
  • Los botones de fijación pueden impedir la filtración de líquido y repartir la fuerza del tornillo a una superficie mayor.

Si desean conocer más detalles sobre las láminas de policarbonato celular (makrolon) que ponemos a su alcance marquen al (595) 688 5470, llenen el formulario disponible en nuestro sitio web.