Aprendan a identificar varillas de calidad

Publicado: 7 diciembre, 2020

Las varillas lisas y corrugadas son elementos de mucha utilidad en la edificación de bases sobre las que se levantarán las estructuras básicas de los edificios, es decir, los trabes y columnas, conocidos también como castillos. Muchas empresas buscan reducir gastos al adquirirlas, por lo que acuden con proveedores informales que ofrecen varillas de mala calidad. Para no comprometer la seguridad de la construcción, es importante aprender a identificar varillas de calidad.

¿Qué son y cuáles son los grados disponibles?

Como mencionamos, conforman las bases para construir trabes y columnas y se colocan dentro de las columnas. Permanecen ocultas al recubrirse con cemento y la adherencia varía según el tipo de varilla. Si tienen protuberancias anilladas, habrá una mayor adherencia y evitarán ser retiradas, en cambio, si son varillas lisas la adherencia será menor, sin embargo, proporcionan esfuerzo a la estructura y evitan movimientos longitudinales y relativos entre el concreto y la varilla que rodea.

Las varillas corrugadas son convenientes en cualquier construcción, también las versiones lisas. Presentan diversos grados, que consisten en la resistencia que proporcionan a los esfuerzos de compresión y tensión, que usualmente producen cargas de la estructura. Los grados más comunes en el mercado nacional e internacional son los siguientes:

Grado 40

Se trata del grado más común a nivel global, ya que su precio es bajo y se pueden utilizar en casi cualquier construcción, por ejemplo, viviendas con diversas plantas, sin provocar mayores repercusiones.

Grado 50

Se usa ampliamente para construir diversos tipos de construcciones de concreto armado como centros de negocios, viviendas, obras industriales, puentes, entre otros.

Grado 80

Son usadas en estructuras con requerimientos más altos y complejos donde las varillas del grado anterior no garantizan niveles de seguridad aceptables.

Grado 6000

Estas varillas se usan para diversas estructuras como refuerzo extra para sistemas de vigueta y bovedilla, losas aligeradas y sólidas, castillos ahogados y refuerzos horizontales en paredes de mampostería, dalas, castillos, trabes y viguetas, estribos o anillos, postes de concretos, elementos prefabricados, etcétera.

Las varillas son importantes para la arquitectura moderna de nuestro país, además, hay diversas razones por las que son ampliamente utilizadas, por ejemplo, su bajo costo, ya que el acero con el que se fabrican es bastante asequible. Son una excelente opción para construcciones donde se prioricen los ahorros, sin embargo, se requieren altos volúmenes para construcciones altas. Son una excelente opción para obras sustentables, ya que al terminar su vida útil pueden reutilizarse las varillas restantes para fabricar nuevas.

Las varillas lisas y corrugadas son capaces de resistir amplias cargas con poco acero, además, su transporte es sencillo y permiten la reducción del costo del flete. Poseen tramos rectos de diversos metros que vuelven sencillo el habilitado e inhiben el enderezado. También pueden doblarse hasta 180 grados sin mucho esfuerzo y sin rupturas. Cabe mencionar que destacan por su tenacidad, ductilidad, límite de fluencia y elongación.

¿Cómo identificar varillas de calidad?

Si buscan varillas para su proyecto, es probable que se hayan enfocado únicamente en el precio y se hayan inclinado por varillas económicas, sin embargo, tienen que ser cuidadosos, especialmente si encuentran ejemplares más baratos de lo usual. Es importante que sepan identificarlas con base en las normativas y recomendaciones de CANACERO (Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero).

Dicha organización agrupa y representa a los productos de acero en nuestro país y a las empresas vinculadas con el sector, además, tiene diversos grupos de técnicos y comisiones que brindan servicios de asesoría a sus miembros. Hace poco tiempo se detectó una varilla desconocida que incumple con las propiedades mecánicas y de tamaño establecidas por la normatividad.

Tras varias pruebas de laboratorio corroboraron que no son adecuadas para actividades constructivas y que pueden derivar en graves daños ante condiciones y situaciones como sismos, terrenos inestables y filtraciones de mantos acuíferos subterráneos. La marca aún no ha detectado a los fabricantes y distribuidores de esta falsa varilla, cuyo uso creció notablemente hace pocos años, ya que es más económica y ligera.

Nuestro país es uno de los mejores y mayores productores de varillas en todo el mundo. Ocupa la sexta posición a nivel global, ya que fabrica más de 3,3 millones de toneladas anuales y de esa cifra exporta medio millón, sin embargo, hay una cantidad que no se tiene registrada, ya que es producida por negocios informales. Es importante evitar las varillas producidas por ellos, para garantizar la calidad de las obras y apoyar a las empresas formales y asociadas a la CANACERO.

Hay varios aspectos básicos que les ayudarán a identificar la seguridad y calidad de las varillas. Se trata de los siguientes:

  • País de origen.
  • Letra N, que indica que la varilla cumple con la normativa mexicana.
  • Nombre del fabricante.
  • Designación de dimensiones y masa.
  • Grados de la varilla, que indica la resistencia a esfuerzos mecánicos y la tensión.

Según el Dr. Gral. Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero, las empresas que pertenecen a la asociación permiten contar con la certeza del grado de fortaleza, resistencia y maleabilidad, lo que introduce certidumbre en el proceso de venta para que los constructores y las familias mexicanas se sientan seguras ante contingencias como filtraciones, temblores, etcétera. Es importante revisar que las varillas corrugadas y lisas tengan trazabilidad y la N de norma, además, comprarlas con proveedores formales, expertos y que formen parte de la cámara.

También es importante que reconozcan los tipos de varilla disponibles en el mercado nacional. Se trata de los siguientes:

Varilla corrugada

Recibe también el nombre de varilla de grado duro. Presenta una superficie irregular que ofrece una mayor adherencia al concreto, además, suele fabricarse con diámetros variables y longitudes entre nueve y doce metros.

Varilla lisa

Conocida también como varilla de alambrón, se usa comúnmente en estribos para cadenas de contratrabes, concreto, trabes, castillos, columnas, etcétera.  Posee una sección circular y se fabrica mediante laminación en caliente. Se obtiene de un tren de alambrón y del acero en forma de barras de sección cilíndricas y ovaladas.

Presenta espesores entre cinco y 30 mm de diámetros, además, se enrollan en forma de bobinas para su almacenamiento y expedición. Se fleja firmemente para aguantar el manejo y su identificación se efectúa mediante una etiqueta, que posee el grado, diámetro, peso, número de colada y norma de fabricación.

Si desean adquirir varilla corrugada o lisa segura y de calidad, fabricada bajo las normas mexicanas y en diversos grados, contacten a los expertos de Soliacero. Para más información marquen al 59 5688 5470, completen el formulario disponible en nuestro sitio web o visítennos en Cresencio Sánchez Lt. 21, Texcoco, Edo. de México.