¿Por qué utilizar vigas IPR?

Publicado: 2 diciembre, 2020

Actualmente hay una amplia gama de opciones estructurales para construir edificios seguros, resistentes, ligeros y durables. Entre ellas destacan las vigas IPR, que son cada vez más utilizadas en nuestro país por las ventajas que proporcionan. Son cada vez más comunes tanto en obras en el campo y la ciudad, además, representan una opción más conveniente que otras como el concreto. Hay diversas razones por las que vale la pena utilizarlas, que mencionaremos en esta nueva publicación.

¿En qué consisten y para qué sirven?

Las vigas IPR son piezas ligeras y resistentes, que se fabrican con acero y se utilizan como elemento estructural. Poseen una sección en forma de letra I, que les proporciona excelentes propiedades, por ejemplo, resistencia mecánica y les vuelve excelentes para fines constructivos. Cuenta con elementos externos conocidos como patín y el elemento vertical lleva el nombre de «alma».

El grosor del patín y el alma se relacionan con la dimensión del perfil requerido, por tal motivo es recomendable solicitar la asesoría de un experto en elementos estructurales. Podrán así comprobar que las vigas cumplan con los requerimientos de esfuerzo a los que se someterán. Los fabricantes producen este material con acero al carbón en dos grados: A36 y A50.

El grado A36 es uno de los perfiles estructurales más utilizados, especialmente para aplicaciones que requieren rendimiento medio. Se usa comúnmente con otras piezas como el canal U y los ángulos de acero. Las vigas destacan por su alta versatilidad, ya que pueden colocarse como vigas o columnas. Su uso es común en las empresas constructoras, especialmente aquellas dedicadas a la construcción de hospitales, museos, hoteles, escuelas y edificios de gran altura.

Muchos los asocian con edificios nuevos, sin embargo, es cada vez más común su uso como refuerzo en construcciones antiguas, por ejemplo, las arquitecturas coloniales de los centros históricos de nuestro país. Se utiliza también con amplitud para diseñar estructuras donde se desea soportar cargas muy pesadas, por lo que crece su uso para construir estacionamientos o naves industriales.

Es importante adquirir ejemplares de calidad y con proveedores reconocidos, ya que las vigas IPR tienen la responsabilidad de soportar las cargas de las losas u otros elementos planos, por ejemplo, láminas para cubiertas. Su uso adecuado es también importante, ya que asegura la estabilidad de las construcciones ante fenómenos naturales como huracanes o sismos. Aplica especialmente para edificaciones dañadas donde se utilizan como refuerzo.

Es importante que no se confunda con las vigas IPS, ya que las últimas se usan en construcciones pequeñas y presentan una medida estándar de cinco pulgadas, además, presentan patines ligeramente redondeadas y pueden disponer de un peralte, que varía según su aplicación. Los largos que se manejan varían según el fabricante, pero pueden ser de doce y quince metros.

Las vigas IPR, en cambio, son diseñadas para resistir grandes cargas y se confeccionan con acero mediante un proceso de rolado en caliente, que se ajusta a diversas normas como las de ASTM. Proporcionan mayor confiabilidad a los usuarios y se usan donde los requisitos de carga se calculan para esfuerzos específicos.

Tienen una gran variedad de funciones en el proceso de construcción, por ejemplo, conectar de forma horizontal las columnas entre sí, aunque en algunos casos pueden desempeñarse de manera independiente. También distribuyen las cargas a las columnas que conforman las estructuras de cualquier obra arquitectónica. Es ampliamente usado en construcciones de estilos modernos, ya que tienen una excelente apariencia, además, su uso asegura uniformidad y alta resistencia en amplios claros.

Su montaje es sencillo y rápido, por lo que muchos constructores las utilizan en vez del concreto, que tarda mucho en secar. Pueden encontrarse en una gran variedad de longitudes, pesos y dimensiones y presentan alta durabilidad debido al acero en diversos grados que las compone. Cabe agregar que facilita su unión con otros elementos mediante remaches, soldadura o tornillos.

¿Por qué es conveniente utilizar vigas IPR?

A primera vista, las estructuras parecen más caras en comparación con materiales convencionales, ya que se utilizan en proyectos de gran escala, sin embargo, son muy convenientes para cualquier tipo de proyecto, además, hay muchas razones por las que vale la pena su uso en vez de otros métodos como el acero sobre el concreto.

Algunas de ellas son las siguientes:

Aseguran velocidad, orden y limpieza

Notarán grandes diferencias entre las vigas y el concreto durante el proceso de construcción. Con las estructuras de acero no tendrán que utilizar las molestas cimbras de madera y otros componentes como armados de varillas, además, no será necesario esperar muchos días para el fraguado. Las vigas IPR se colocan en cuestión de horas y con mínimo desorden.

Estéticas

Muchos asocian el uso de las vigas en construcciones industriales u obras con requerimientos técnicos muy complejos, sin embargo, son ideales para viviendas. Su diseño confiere una apariencia elegante y moderna a las obras, además, lucen maravillosas con pisos de madera, ventanales de cristal, detalles de concreto pulido y paredes de tabique.   Su uso permite a los arquitectos diseñar cualquier estilo, desde minimalista, moderno hasta tradicional. Un ejemplo notable es la obra “Zaha Hadid”, cuyos pisos se construyeron con ellas.

Poseen ligereza estructural

Para entender este punto pongamos un ejemplo. Desean colocar una viga para cubrir un claro de cinco metros. Para ello, se requiere una trabe de concreto, que suele pesar dos toneladas o más, en cambio, las vigas pesan aproximadamente 400 kilogramos. Las últimas les permitirán disminuir considerablemente el peso estructural total del proyecto, lo que se reflejará en ahorros notables en cimentaciones.

Cubren amplias áreas

Las vigas permiten construir claros amplios de forma sencilla, que son muy costosos y complicados de colar con concreto. Evitan también la colocación de columnas por todas partes. Se trata de una opción ideal para almacenes, naves industriales y talleres medianos.

Ecológicas

Las estructuras de acero son piezas ideales para proyectos sustentables. Hay diversos estudios que lo corroboran, por ejemplo, el realizado por el Dr. Reynaud Serrette. Demostró que el concreto tiene un índice de CO2 de 1.52, la madera 4.4 y el acero 1. Cabe mencionar que el acero puede reciclarse, lo que no ocurre con el concreto, que al demolerse terminan sus cascajos en los vertederos.

Seguras

El acero es conocido por su resistencia ante desastres naturales o sitios con condiciones difíciles. Por ejemplo, pueden añadirse rigidizadores, contravientos y amortiguadores en las vigas que se usarán en áreas de alto movimiento sísmico, en cambio, pueden cubrirse con pintura anticorrosiva para resistir ante huracanes o tormentas.

Si desean conocer más detalles sobre nuestras vigas u otros productos como la lámina acanalada comuníquense al 59 5688 5470 o visiten nuestras instalaciones ubicadas en Cresencio Sánchez Lt. 21, Texcoco, Edo. de México.